EFEMadrid

El presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró este jueves que volverá a hablar con su homólogo ruso, Vladímir Putin, si la situación lo justifica y en coordinación con Ucrania.

"Cada vez que la situación lo justifique, no excluyo hacerlo, porque creo que es la responsabilidad de Francia" trabajar en cuestiones humanitarias "de urgencia" o que puedan "ser útiles", afirmó Macron en una rueda de prensa al finalizar la cumbre de la OTAN en Madrid.

Otro posible motivo que dio para reanudar las conversaciones con el Kremlin sería que "en un momento dado, por decisión de Ucrania, la situación permite restablecer el diálogo". En ese caso -precisó- "los europeos podemos hacerlo también".

Macron, que ha recibido algunas críticas por lo que se percibe en ocasiones se percibe como una postura blanda hacia Rusia, recalcó que "siempre" que ha hablado con Putin tras el inicio de la guerra lo ha hecho "de forma transparente y coordinada con el presidente (ucraniano, Volodímir) Zelenski, y con los socios europeos y aliados".

El dirigente francés destacó el buen resultado general de la cumbre de la OTAN de Madrid, en la que se acordó mantener el apoyo político, militar y económico a Ucrania; reforzar la postura de defensa de la Alianza; y aprobar el ingreso de las hasta ahora neutrales Suecia y Finlandia.

El cambio de postura de estos dos países constituye "el mensaje estratégico más claro que puede haber frente a Rusia", afirmó Macron.

Recordó que Putin lanzó la invasión de Ucrania para prevenir un posible ingreso de Ucrania en la OTAN y finalmente "el resultado muy claro será el refuerzo de la Alianza".

Sobre Ucrania, consideró que los aliados han estado "a la altura de sus responsabilidades" con sus compromisos para "aumentar las entregas de armas y municiones" necesarias para resistir a la invasión rusa y para la liberación de los territorios ocupados.

"Rusia no puede ganar, porque nuestra seguridad quedaría amenazada directamente", advirtió.

Macron, uno de los grandes promotores de la autonomía defensiva europea, se felicitó además de que el nuevo concepto estratégico de la Alianza Atlántica aprobado en Madrid "consagra la cooperación estructural" entre la OTAN y la Unión Europea.

Destacó el creciente compromiso de los europeos con Ucrania y aseguró que el refuerzo de la defensa "es tan necesario para nuestras seguridad colectiva como la fiabilidad del compromiso estadounidense y canadiense con los aliados europeos".

"Las conversaciones que tuvimos en la noche de ayer, gracias al trabajo de Pedro Sánchez, al que se lo agradezco, han permitido demostrar la coherencia entre la Alianza Atlántica y los europeos, sean o no miembros", incidió Macron, quien calificó de "inédita" la discusión.

Sobre China, que ha recibido una atención especial en esta cumbre de Madrid, el presidente francés dejó claro que "la OTAN no es una alianza contra China".

Sin embargo, reconoció que "debemos tener en cuenta, por una parte, el desafío sistémico chino" y por otra que "la asociación entre China y Rusia tiene como objetivo la contestación del orden internacional".