EFECaracas

El gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, agradeció este sábado a Noruega sus esfuerzos para lograr un diálogo político que ayude a solucionar la crisis venezolana, y aseguró que su delegación ya se prepara para viajar a Oslo para un nuevo proceso de conversaciones con la oposición.

"Agradezco al gobierno de Noruega por sus esfuerzos para avanzar en los diálogos por la paz y la estabilidad de Venezuela. Sale hacia Oslo nuestra delegación con buena disposición para trabajar la agenda integral acordada y avanzar en la construcción de buenos acuerdos", dijo en Twitter.

El mensaje estuvo acompañado con un vídeo en el que se muestra reunido con la primera dama, Cilia Flores, la vicepresidenta Delcy Rodríguez y la delegación que representará a su Gobierno en los encuentros que se realizarán en Noruega, presidida por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Al ministro le acompañarán al canciller Jorge Arreaza y el gobernador del estado Miranda (centro), Héctor Rodríguez, indicó Maduro.

"Una buena delegación que lleva la voz de Venezuela. Quiero agradecer al Gobierno de Noruega por todos sus esfuerzos para continuar, para dar este segundo paso dispuestos a trabajar la agenda integral que ya hemos acordado y avanzar en buenos acuerdos", agregó.

El mensaje del mandatario, que antes había encabezado un acto público, llegó después de que el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de cincuenta países, anunciara que aceptó la mediación de Noruega para un nuevo diálogo con la Administración chavista.

Venezuela vive un pico de tensión política desde enero pasado, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años tras ganar unas elecciones que fueron tachadas de fraudulentas por la oposición, y en respuesta Guaidó se proclamó como presidente interino.

Desde entonces, el conflicto político se ha agudizado y varios países, entre ellos Noruega, intentan impulsar mecanismos para encontrar una solución negociada a la crisis venezolana.

El Gobierno y la oposición sostuvieron entre finales de 2017 y principios de 2018 varios encuentros de diálogos en República Dominicana que culminaron sin acuerdos y el oficialismo terminó convocando unas elecciones a las que compareció casi en solitario y que no han sido reconocidas por parte de la comunidad internacional.

Aunque la oposición rehusaba hasta ahora aceptar un nuevo diálogo con el Gobierno por considerar que con este mecanismo buscan "ganar tiempo", Guaidó anunció que aceptaba la mediación de Noruega siempre que "lleve al cese de la usurpación" que considera hace Maduro de la Presidencia, a un Gobierno de transición y a elecciones libres.

El opositor indicó que está "ejerciendo con responsabilidad todas las opciones" para "lograr el cambio urgente" que necesita Venezuela.

Noruega ha ejercido como facilitador en una veintena de procesos de diálogo en las últimas décadas, como el que llevó a la firma de los acuerdos de Oslo entre israelíes y palestinos o las conversaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC.