EFEBuenos Aires

Un pequeño grupo de manifestantes marchó este martes en Buenos Aires para exigir "justicia" por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía estadounidense, una movilización en la que los asistentes también expresaron su "solidaridad" con el "pueblo norteamericano".

Aunque en la capital argentina todavía está instaurado el confinamiento obligatorio por el coronavirus, docenas de personas se congregaron en el Obelisco porteño alrededor de las 14.30 horas local (17.30 GMT), desde donde avanzaron hasta la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en el país.

La marcha, convocada por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores - Unidad (FIT-U), una coalición de partidos de la izquierda argentina, reunió a un pequeño grupo de manifestantes que reclamaron justicia por la muerte de George Floyd.

"Ante el brutal asesinato de George Floyd en Mineápolis, se desató una movilización inmensa en todo Estados Unidos, y es también el reflejo de esa lucha internacionalista, porque también hay movilizaciones y acciones en todo el mundo", exclamó Cele Fierro, una de las referentes del FIT-U.

Los asistentes portaron pancartas con diversos mensajes reivindicativos, que incluían la etiqueta #JusticeForGeorgeFloyd, así como caretas con el rostro del hombre afroamericano.

"Nosotros estamos con el pueblo de los Estados Unidos, que se rebela contra Trump, contra el fachismo, el racismo y el capitalismo. Ese es el mensaje", manifestó por su parte Gabriel Solano, dirigente del Partido Obrero.

En la misma línea se pronunció el diputado nacional del FIT-U Nicolás del Caño, quien en un comunicado previo a la manifestación aseguró que la comunidad afroamericana "está acompañada en las calles" para combatir tanto la "opresión racista" como un sistema "basado en el trabajo precario y los bajos salarios".

"Todos los pueblos del mundo tenemos que solidarizarnos con esta lucha del pueblo norteamericano por justicia, contra la represión y por acabar con la policía racista y asesina", señaló Del Caño.

Argentina no es el único país donde han habido marchas por George Lloyd: el pasado fin de semana, las manifestaciones pidiendo justicia por su muerte se extendieron por varias ciudades europeas, entre ellas Berlín, Londres y Copenhague, así como por otros puntos del globo, como Nueva Zelanda.