EFETirana

Miles de manifestantes convocados por la oposición conservadora albanesa se concentraron hoy en Tirana para pedir la dimisión del actual Ejecutivo y la formación de un Gobierno técnico, a apenas un mes de que se celebren elecciones legislativas.

Los asistentes -600.000, según la oposición, y 7.000, de acuerdo con la prensa local- llegaron en autobuses desde diferentes regiones de Albania y se congregaron en el bulevar principal de Tirana, Deshmoret e Kombit, que la oposición mantiene bloqueado desde hace 85 días tras levantar allí una gran carpa.

La mayor fuerza de la oposición, el Partido Democrático (PD), boicoteará los comicios legislativos del 18 de junio y reclama la dimisión del primer ministro, el socialista Edi Rama, quien "se está preparando para manipular" el resultado electoral, denunció el líder de esa formación, Lulzim Basha.

En su discurso a los manifestantes, Basha dijo que "habrá elecciones libres y honestas sólo con un Gobierno técnico que expulse a los delincuentes, luche contra la droga y devuelva a los albaneses la confianza en el voto libre".

Mientras los manifestantes coreaban lemas como "¡Abajo el Gobierno!", "¡Rama márchate!" o "¡Victoria!", Basha acusó al gabinete socialista de haber empobrecido a los albaneses y prometió seguir la batalla hasta el establecimiento de la "nueva república democrática de los ciudadanos".

"Quiero que se vaya este Gobierno para que se nos garantice el voto libre", dijo a Efe Astrit Mece, uno de los participantes en la protesta.

La Unión Europea (UE) ha criticado el boicot parlamentario y de las elecciones por parte de los principales partidos opositores conservadores y ha indicado que reconocerá la legitimidad del resultado de los comicios del 18 de junio.

"El proceso democrático debe continuar, pese a que algunos decidan quedarse atrás. La democracia y los estándares democráticos no serán bloqueados por el boicot a las instituciones y a las elecciones democráticas ", afirmó esta semana en una carta dirigida a los albaneses el comisario europeo para la Ampliación, Johannes Hahn.

El PD se opone también al proceso de evaluación de unos 800 jueces y fiscales que se supone depurará de la corrupción endémica el sistema judicial, considerado clave para la apertura de las negociaciones de adhesión de Albania a la Unión Europea (UE) y bloqueado de facto por su boicot al Parlamento.

Basha ha rechazado cualquier oferta de compromiso y diálogo con el primer ministro presentada por Bruselas, Berlín y Washington para acabar con el boicot.

"Es decepcionante ver a un partido que nació de la gran esperanza (por la democracia) ocupar el bulevar y encerrarse en una carpa para interrumpir el camino a la aspiración de este pueblo por tener justicia... y que no permita la liberación de Albania de la dictadura de la corrupción", aseguró por su parte Edi Rama.

Unos 2.500 agentes de la policía garantizaron la seguridad durante la protesta.

Basha ha anunciado una nueva manifestación de la oposición, pero no ha precisado la fecha de la misma.

Por otra parte, los diarios locales informan hoy del arresto del exmarine estadounidense Jason Randy Morrison, acusado de haber llegado a Albania para entrenar a grupos paramilitares cercanos al PD con los que provocar disturbios.

El pasado fin de semana el candidato socialista a la alcaldía de Kavaja, en el centro del país, retiró su candidatura para evitar posibles agresiones de los simpatizantes del PD a los votantes, tras el llamamiento de los conservadores a bloquear los colegios electorales.