EFEGaza

Milicianos palestinos en la Franja de Gaza lanzaron hoy, por tercer día consecutivo, globos incendiarios hacia las comunidades israelíes colindantes, para reclamar la liberación de un palestino detenido por Israel, que lleva tres meses de huelga de hambre y se encuentra en estado crítico.

Durante los últimos tres días, milicianos de la Yihad Islámica Palestina (YIP) han realizado múltiples lanzamientos a modo de protesta por la detención de uno de sus miembros, Maher al Akhras.

Un grupo de la YIP conocido como Unidad Jihadista al Barq se atribuyó la responsabilidad por el lanzamiento de los globos mediante un comunicado, en el que agregaron que no solo no se detendrían sino que intensificarían su actividad hasta escalar la situación.

Al Akhras, de 49 años y oriundo de la ciudad cisjordana de Jenín, se encuentra muy grave tras no ingerir alimentos desde el pasado 27 de julio, en protesta contra el sistema de detenciones administrativas israelí por el que se encuentra preso y que permite realizar arrestos sin cargos ni juicio y mantener a los presos detenidos de forma indefinida.

Según medios locales, las fuerzas de seguridad israelíes lo arrestaron por ser miembro de la YIP, considerado grupo terrorista por Israel, EE. UU. y la Unión Europea, entre otros.

Mientras que las autoridades en Israel han ofrecido no extender su detención, que expira el próximo 26 de noviembre, a cambio de que finalice su huelga de hambre, Al Akhras mantiene su protesta y exige su liberación inmediata.

El último repunte de tensión significativo en la frontera tuvo lugar en agosto de este año y comenzó precisamente con el lanzamiento de globos incendiarios y cargados con explosivos desde Gaza hacia Israel, que causaron cientos de incendios en las comunidades colindantes y desencadenaron la respuesta militar israelí.