EFEAtenas

El nuevo primer ministro griego, el conservador Kyriakos Mitsotakis, expuso este sábado ante el Parlamento las pautas principales de su programa de Gobierno en el primer día de debate de la moción de investidura, haciendo especial hincapié en la primera ley que llevará a la Cámara la próxima semana con recortes de impuestos.

"Los griegos quieren un Gobierno que demuestre en la práctica que Grecia sí puede", afirmó Mitsotakis al comienzo de su discurso.

Mitsotakis anunció cambios inmediatos en el impuesto unificado sobre los bienes inmuebles (ENFIA) con reducciones del 30 % para las propiedades más modestas, 20 % para la clase media y 10 % para las propiedades de mayor valor, que afectarán a unos 6,4 millones de propietarios.

También será reducido el impuesto de sociedades en dos fases. A partir de septiembre bajará del 28 % actual a un 24 % sobre los ingresos de este año, mientras la base tributaria se ampliará favoreciendo el comercio electrónico y la facturación digital obligatoria.

El líder de Nueva Democracia (ND) llevará estas medidas al Parlamento la próxima semana y presentará una segunda ley en materia fiscal cuando los diputados regresen de sus vacaciones de agosto.

Mitsotakis se refirió además a los objetivos fiscales que el país se comprometió a cumplir hasta 2060 con los acreedores y que él prometió renegociar durante la campaña. Explicó que los respetará por lo menos hasta 2020, cuando espera haber mejorado la economía lo suficiente para renegociar el margen fiscal de futuros presupuestos.

"En 2020 podremos reclamar una reducción de los objetivos de superávit primarios a niveles más realistas. Y esto será de interés común para Grecia y sus socios, porque se lograrán tasas de crecimiento aún más altas a través de reducciones de impuestos más audaces", defendió.

Hasta 2022 Grecia debe generar un superávit del 3,5 % del PIB y a partir de entonces y hasta 2060 este objetivo se reducirá al 2 %.

El primer ministro habló también de la privatización de Hellenic Petrolleum (Helpe) y la venta del 30 % del aeropuerto internacional de Atenas Eleftherios Venizelos, así como de la privatización de redes de la compañía pública de electricidad o la persecución de sus clientes morosos.

"Haremos lo que esté en nuestras manos para salvar la compañía pública de electricidad (PPC) del desastre provocado por nuestros predecesores", aseguró Mitsotakis.

Mitsotakis ahondó también en otra de sus grandes promesas electorales: el aumento de la seguridad ciudadana.

Prometió la contratación de 1.500 agentes de policía, la creación de prisiones de máxima seguridad, la mejora del equipamiento de los agentes y la abolición del llamado asilo universitario, que prohíbe que la Policía pueda entrar en las facultades, lo que según Mitsotakis ha llevado a que estén constantemente ocupadas y no se pueda impartir clases.

Además, el primer ministro dijo que los controles de inmigración ilegal ya se están incrementando y prometió acelerar los exámenes de las demandas de asilo sin poner en riesgo las garantías de derechos humanos.

Uno de los temas más espinosos en los últimos meses de Gobierno del izquierdista Alexis Tsipras fue el acuerdo alcanzado con la Antigua República Yugoslava de Macedonia para cambiar su nombre a Macedonia del Norte, algo que ND criticó duramente.

Mitsotakis se comprometió hoy a reducir "sus impactos negativos" y protegerá los productos de la provincia de Macedonia, en el norte de Grecia.

Sobre la Unión Europea, el primer ministro dejó claro que su prioridad es centrarse en el debate sobre la nueva Política Agraria Común (PAC), para el periodo 2021-2027.

Además, Mitsotakis prometió que los griegos que residen en el extranjero podrán participar en las elecciones nacionales desde allí, aunque para que esta medida pueda ser implementada en las próximas elecciones debe ser aprobada con mayoría de dos tercios.

Se refirió también a la lucha contra la crisis climática y el crecimiento sostenible, al explicar que su agenda incluye la prohibición de los plásticos de un solo uso a partir de 2021, la autonomía energética de todas las islas pequeñas y la renovación de las flotas de autobuses con vehículos eléctricos.

En materia sanitaria, Mitsotakis prometió la creación de 2.000 puestos de personal sanitario, especialmente en enfermería, y la implementación estricta de la ley antitabaco -que, a pesar de haber cumplido una década, prácticamente no se cumple-, empezando por el Parlamento.

"Veo, por vuestro aplauso, que tenéis dudas", bromeó Mitsotakis ante los diputados que tendrán que renunciar al cigarrillo en la Cámara.

Este debate culminará con la votación de confianza la medianoche del lunes.