EFEAtenas

El diputado del partido conservador griego Nueva Democracia Kyriakos Mitsotakis fue elegido hoy presidente de esta formación, tras lograr imponerse en la segunda ronda de votación al también parlamentario Vanguelis Meimarakis.

Con el 70 % del voto escrutado, Mitsotakis ganó la votación con el 51 % de los votos, frente a Meimarakis, que se alzó con el 49 %, a pesar de que partía como favorito tras ganar la primera ronda con más de once puntos de diferencia sobre su rival.

El anuncio del resultado fue hecho por el presidente de la comisión electoral de Nueva Democracia, Yanis Tragakis, quien, en un comunicado, señaló que el resultado final se conocerá mañana lunes, ya que el recuento se alargará en algunos colegios electorales.

"Esta noche el populismo ha sido derrotado. A partir de mañana tenemos mucho trabajo", dijo Mitsotakis en declaraciones al diario "To Bima".

Tras darse por segura su derrota, Meimarakis contactó por teléfono con Mitsotakis para felicitarle y desearle buena suerte al frente del partido.

Las urnas estuvieron abiertas durante doce horas y en el proceso, que contó con unos 320.000 votantes, podían participar, además de los militantes, todos los ciudadanos registrados en el censo electoral que se hubiesen inscrito en los centros electorales durante la primera votación y hubiesen pagado 3 euros.

La jornada transcurrió con normalidad excepto por un incidente registrado en un colegio electoral, donde un grupo de encapuchados hizo pintadas en las paredes y destruyó papeletas.

El grupo anarquista Rubicon se atribuyó después la responsabilidad del ataque mediante un comunicado publicado en internet.

En la primera vuelta, el pasado 20 de diciembre, Meimarakis logró el 39,8 % de los votos frente a Mitsotakis, que se alzó con el 28,5 %, dejando fuera de la carrera por el liderazgo al gobernador regional Apóstolos Tzitzikostas y al diputado Ádonis Yeoryiadis.

Esta primera ronda se celebró tras un aplazamiento de casi un mes debido a un fallo en el sistema informático, que provocó una grave crisis interna y la consecuente dimisión de Meimarakis como presidente interino.

Tras la dimisión del ex primer ministro Andonis Samarás debido a la derrota del "sí" en el referéndum de julio sobre el rescate, Meimarakis asumió, de forma interina, la dirección de Nueva Democracia, a propuesta de su antecesor.

La dimisión del izquierdista Alexis Tsipras como primer ministro en agosto del año pasado precipitó la celebración de nuevos comicios y Meimarakis se postuló ante la falta de tiempo para elegir a un candidato, pero no logró superar a Syriza.

Tras ello, Nueva Democracia abrió el proceso de elección de un nuevo presidente.

Ahora será Mitsotakis el encargado de reorganizar un partido que ha sufrido cuatro derrotas consecutivas desde las elecciones europeas de mayo de 2014, y de demostrar que su formación constituye una alternativa sólida al Gobierno actual.

El nuevo líder de Nueva Democracia es hijo menor del ex primer ministro conservador Konstantinos Mitsotakis y hermano de la también diputada y exministra de Cultura y Exteriores, Dora Bakoyani, una de las figuras más influyentes dentro del partido.

Exponente del ala neoliberal de Nueva Democracia, Mitsotakis se convirtió, tras las elecciones de enero de 2015, en un opositor fervoroso del Gobierno de Tsipras, al que acusa de favorecer la economía de Estado y de estrangular el sector privado.

Nació el 4 de marzo de 1968 en Atenas y estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Harvard en los Estados Unidos (1986-1990), donde también hizo un posgrado.

De vuelta a Grecia, Mitsotakis trabajó como alto cargo en el sector bancario en Alphabank y el Banco Nacional de Grecia.

Es diputado de Nueva Democracia desde 2004, y hasta su renuncia antes de la votación en que ha sido elegido presidente ocupó el cargo de portavoz parlamentario.