EFENueva Delhi

El primer ministro de La India, Narendra Modi, aprovechó este sábado la celebración del 74 Aniversario de la Independencia de su país para avisar a China y Pakistán de que ante sus desafíos fronterizos o por Cachemira, el ejército indio "siempre ha dado una respuesta adecuada".

"Desde la Línea de Control (LoC) hasta la Línea de Control Actual (LAC) -fronteras de facto con Pakistán y China, respectivamente-, siempre que La India ha sido desafiada, nuestros soldados han dado una respuesta adecuada en el lenguaje que ellos entienden", dijo tajante Modi.

"Lo que nuestros soldados pueden hacer, lo que el país es capaz de hacer, el mundo lo ha visto en Ladakh", agregó en clara referencia a China, por la escalada de tensiones que ambos países mantuvieron en esa región fronteriza del Himalaya occidental entre mayo y junio pasados.

El punto álgido de aquella escalada se produjo el 15 de junio, cuando tropas chinas e indias se enfrentaron en el valle de Galwan de Ladakh en el peor roce entre ambas potencias en 45 años. En el incidente murieron 20 soldados indios y 76 resultaron heridos, mientras que China no informó de muertos o heridos entre sus filas.

El 6 de julio iniciaron la retirada ambos bandos tras las conversaciones mantenidas entre altos mandos militares chinos e indios y entre representantes diplomáticos de las dos naciones.

Pese a ello, la tensión no se ha diluido del todo y a mediados de ese mismo mes la India prohibió el uso en su territorio de numerosas aplicaciones móviles de origen chino, bajo el pretexto de que no protegían los datos de los usuarios, entre ellas la popular TikTok, que tenía en la India su principal mercado.

CACHEMIRA

Modi también dijo que el país mantiene su lucha contra el expansionismo y el terrorismo, en referencia a las pretensiones históricas de Pakistán sobre Cachemira, y las reiteradas acusaciones indias al país vecino de promover el terrorismo en dicha región.

La siempre conflictiva relación entre Nueva Delhi e Islamabad se encuentra en uno de los momentos más bajos desde que el 5 de agosto de 2019, el Gobierno nacionalista hindú de Modi suprimiera por sorpresa el estatus de semiautonomía de Cachemira, único estado de mayoría musulmana de la India y por el que ambas potencias nucleares han librado dos guerras y numerosos conflictos menores.

Sobre ello, el primer ministro aseguró que habrá "elecciones" en la región, actualmente dividida en dos territorios directamente controlados por el Gobierno central. "Podrán elegir sus diputados, sus ministros y su jefe de Gobierno", aseguró y, agregó que serán "una vez que esté completo el proceso de delimitación" de la región.

En el primer aniversario de aquella polémica decisión, que llegó acompañada de restricciones sin precedentes a los derechos de reunión y movimiento y de un bloqueo a las telecomunicaciones, Pakistán vivió protestas en numerosas ciudades contra la India y, el Gobierno, por primera vez, presentó un nuevo mapa político del país que incluía Cachemira.

MODI EXHIBE APOYO INTERNACIONAL FRENTE A PAKISTÁN

Frente a las reiteradas peticiones de Islamabad ante la ONU sobre la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cachemira, Modi aseguró que cuenta con apoyo internacional a sus posiciones.

"Hoy el mundo apoya a la India y, obtener 184 votos de 192 naciones en la ONU para obtener un puesto (como miembro no permanente) en el Consejo de Seguridad es una prueba", dijo.

"Hoy en día, los vecinos no son sólo aquellos con los que compartimos nuestras fronteras geográficas, sino también aquellos con los que compartimos emociones y valores. Hoy, la India tiene relaciones estrechas con un vecindario más amplio", indicó.

En los últimos años, la India se ha acercado más a unos Estados Unidos que buscan fortalecer sus alianzas en la región frente a China, y que el pasado enero, durante una visita a Nueva Delhi del presidente estadounidense, Donald Trump, acordaron la venta a este país de material militar por valor de unos 3.000 millones de dólares.