EFEBruselas

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, aseguró hoy acerca del libro blanco sobre el futuro de la Unión Europea (UE) a Veintisiete presentado por el Ejecutivo comunitario que éste incluye la opción de "deshacer Europa" y que, aunque no es de su gusto, "debe evaluarse".

"Podemos seguir en general como hasta ahora, a pequeños pasos, o volver a competencias que son más nacionales, limitarnos al mercado interior o, porqué no, deshacer Europa", indicó Moscovici a la prensa antes de asistir a la presentación del libro blanco por parte del presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ante el pleno del Parlamento Europeo.

"Es una opción que yo combato, pero está sobre la mesa y debe ser evaluada", dijo el comisario francés sobre las diferentes posibilidades abordadas por la CE en este documento para abrir el debate sobre cómo será la Unión tras la marcha del Reino Unido.

Moscovici agregó que la opción que tiene su "simpatía" es "un arrebato proeuropeo para que la UE sea capaz de defender mejor a sus ciudadanos, protegerlos mejor, avanzar hacia más democracia y más dinamismo económico, especialmente en el seno de la zona euro".

"Europa va a cumplir 60 años y sabemos que conoce preguntas existenciales que se deben, sin duda, a su crisis de la sesentena pero también a desafíos internos y externos a los que se enfrenta", dijo el comisario, en referencia a fenómenos como el populismo.

Así, aseguró que la CE "ha querido hacer honor a sus responsabilidades y plantear el debate. Su 60 aniversario, bien merece un debate".

"Ha querido presentar orientaciones sobre los posibles futuros de la UE", cada uno con sus "inconvenientes y méritos", continuó.

Moscovici dejó claro que "ahora les corresponde a nuestros conciudadanos debatir, pronunciarse. Hay muchas elecciones a lo largo de 2017".

Entre ellas las presidenciales en Francia, donde "hay mucho debate entre los que están en contra, los que quieren dar marcha atrás, los que quieren cambiar y los que quieren avanzar".

"Estos análisis de la CE están ahí para permitir que cada uno saque sus conclusiones. Luego corresponderá a cada uno luchar por sus convicciones y convencer", añadió.

Por su parte, el comisario europeo de Migración e Interior, Dimitris Avramópulos, afirmó que "el proyecto europeo está en peligro y tenemos que defenderlo".

"Personalmente estoy comprometido con este diálogo y creo que el resultado será positivo y responderemos a las cuestiones de las generaciones más jóvenes sobre hacia dónde se dirige la UE", opinó.

En su opinión, "es difícil que la UE se convierta en un sistema federal", pero defendió poder adoptar, "al menos, maneras federales de cooperación funcional en los campos de la migración, la seguridad, asuntos exteriores y economía".