EFEMoscú

Rusia confía en el carácter indefinido del alto el fuego declarado en Libia y pide a las partes del conflicto no repetir los "mismos errores" tras la Conferencia de Berlín del próximo domingo, declaró hoy el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

"El alto el fuego, declarado antes de la llegada (de las partes del conflicto) a Moscú se respeta pese a todo y esto ya de por sí es un paso adelante. Confiamos en que se extienda por un tiempo indefinido", dijo Lavrov durante su tradicional rueda de prensa anual sobre las prioridades de la política exterior rusa.

El jefe de la diplomacia defendió la importancia de que "las partes libias no repitan los errores cometidos en el pasado y no presenten nuevas condiciones, acusando los unos a los otros" tras la conferencia de Berlín del próximo 19 de enero.

Lavrov confirmó la participación de Rusia en la cumbre porque "cuantos más sean los países" que buscan una solución política para el conflicto libio, más posibilidades hay de lograrlo.

Por el momento, dijo, el jefe del Ejército Nacional Libio, el mariscal Jalifa Hafter, y el jefe del Gobierno de Trípoli reconocido por la ONU, Fayed al Serraj, tienen unas relaciones "muy tensas" y "no quieren ni estar en la misma habitación".

La cita de Berlín fue convocada la semana pasada por la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladímir Putin, tras más de diez meses de combates que han costado la vida a más de 1.500 personas -cerca de 300 de ellas civiles libios- causado heridas a más de 15.000 y obligado a cerca de 100.000 ciudadanos a abandonar sus hogares y a convertirse en desplazados internos.

El propio Putin, en colaboración con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, logró la semana pasada un alto el fuego en Libia.

El armisticio entró en vigor el pasado domingo y aún sigue siendo relativamente respetado sobre el terreno a pesar de las repetitivas acusaciones mutuas de violaciones por parte de dos fuerzas rivales.

A la vez, el lunes en Moscú se celebraron negociaciones interlibias para un alto el fuego permanente en el país que concluyeron sin acuerdo.