EFEEl Cairo

Un destacado dirigente del grupo terrorista Al Qaeda en Siria, Abu Firas al Suri, murió hoy en un bombardeo aéreo junto a su hijo y otros 22 combatientes del Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda en territorio sirio, y del grupo Yund al Aqsa, informó a Efe el activista Rami Abderraham.

Abderrahman, presidente de la ONG Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, indicó que Al Suri, portavoz de Al Nusra, pereció en un ataque aéreo en la localidad de Kafar Yalis, a cuatro kilómetros al norte de la ciudad septentrional de Idleb.

Sin embargo, el responsable del Observatorio no pudo precisar la nacionalidad de los aviones que llevaron a cabo el ataque en el que perdió la vida el cabecilla de Al Nusra, conocido también como Reduan Namus y veterano de la guerra de Afganistán.

La ONG, cuya sede está en Londres y que tiene una amplia red de activistas en Siria, precisó en un comunicado que los aviones podrían ser del régimen sirio o del Ejército ruso, aliado del Gobierno de Damasco y que inició operaciones aéreas en el país árabe el pasado 30 de septiembre.

La nota advirtió de que el saldo de los muertos es preliminar y apuntó que podría aumentar a causa de que en el ataque varios yihadistas resultaron heridos de gravedad.

El comunicado agregó que los ataques fueron dirigidos contra una sede de Yund al Aqsa y otras dos posiciones de este grupo y del Frente al Nusra en el norte de la provincia de Idleb.

Además, la nota precisó que varios de los muertos son de nacionalidad uzbeca.

Los yihadistas de Al Nusra y sus aliados tomaron el pasado día 28 la ciudad de Idleb, que se convirtió en la segunda capital provincial de Siria que no está controlada por las fuerzas del presidente Bachar al Asad, tras Al Raqa, ocupada por el grupo radical Estado Islámico, rival de Al Nusra en Siria.

El grupo Yund al Aqsa es una organización extremista de tendencia salafista yihadista que fue creada en Siria en 2014 y que lucha hombro con hombro con los combatientes de Al Nusra.