EFEEl Cairo

El ministro de Interior del Gobierno de los rebeldes yemeníes hutíes, Abdelhakim al Mauri, ha muerto en un hospital en el Líbano donde estaba siendo tratado de una enfermedad crónica, anunció hoy una fuente oficial.

En un comunicado reproducido por el canal Al Masira, portavoz de los hutíes, el Ministerio del Interior afirmó que "el teniente general Abdelhakim al Mauri, ministro de Interior, ha fallecido mientras recibía tratamiento en un hospital de la hermana república del Líbano por una enfermedad crónica", aunque no ofreció más detalles sobre las causas de la muerte ni la fecha de su deceso.

Al Mauri, nacido en 1960 en la provincia de Al Baida, en el centro del Yemen, fue nombrado en diciembre de 2017 ministro en sustitución de Mohamed Abdalá al Qusi, el primer cambio que realizaron los hutíes tras la muerte del ex presidente yemení Ali Abdalá Saleh, tiroteado por los rebeldes cuando intentaba escapar de la capital yemení después de romper la alianza con los primeros.

Asumió este cargo "en uno de los momento más difíciles de la historia del Yemen", indicó el ministerio, y apuntó que su muerte supone "una pérdida para la seguridad" del país y también la "pérdida de una de sus figuras políticas más prominentes y uno de los líderes nacionales".

El Gobierno de los rebeldes yemeníes pierde a una de sus figuras políticas en un momento en el que intenta implementar con el Gobierno reconocido internacionalmente de Abdo Rabu Mansur Hadi, con el que se enfrentan, un acuerdo para replegar las tropas de la estratégica ciudad de Al Hudeida, dominada por los rebeldes.

En la nota, el Ministerio del Interior aseguró que Al Mauri se "enfrentó y repelió todos los planes de la agresión saudí-americana que ha tenido como objetivo desestabilizar la seguridad y estabilidad del Yemen".

Desde marzo de 2015 interviene en el Yemen una coalición árabe, capitaneada por Arabia Saudí y respaldada por Estados Unidos, que apoya a las tropas de Hadi, exiliado en Riad, y que recrudeció un conflicto que ha provocado que le Yemen sea el escenario de la mayor crisis humanitaria actual del mundo.