EFEEl Cairo

Dos oficiales de la Policía egipcia murieron y otros cinco agentes resultaron heridos en un atentado hoy en la ciudad de Al Arish, en el norte de la península del Sinaí, que fue reivindicado por la rama egipcia del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Una bomba estalló contra una tanqueta de la Policía cerca de una comisaría en el norte de la población, según el comunicado del Ministerio del Interior, que precisó que los fallecidos tienen rango de capitán y teniente primero.

Los heridos están recibiendo tratamiento en un hospital local, mientras que las fuerzas de seguridad intensificaron sus operaciones para esclarecer las circunstancias del ataque.

La autoría del atentado fue asumida en un comunicado publicado en foros yihadistas por Wilayat Sina, la filial egipcia del EI, que aseguró que la explosión causó un total de ocho bajas, entre muertos y heridos, en las filas de la Policía.

Wilayat Sina explicó que "los soldados del califato" explotaron un artefacto contra un vehículo blindado de la Policía, y que esta operación se enmarca en "la caza de los apóstatas", como califica a los efectivos de seguridad.

En el norte del Sinaí, donde rige el estado de emergencia y el toque de queda desde 2014, tienen su base grupos extremistas, entre ellos Wilayat Sina.

Estos grupos han aumentado sus ataques contra las fuerzas de seguridad desde el golpe de Estado de julio de 2013, que derrocó al entonces presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi.

La filial del EI reivindicó además el derribo del avión ruso con 224 personas a bordo el pasado 31 de octubre en el Sinaí, en venganza por los bombardeos rusos en Siria.