EFEJerusalén

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, partió esta tarde hacia Londres para participar en los actos conmemorativos del centenario de la Declaración de Balfour, la carta en la que la corona británica apoyó la creación de un hogar nacional para los judíos en su protectorado de Palestina.

"Aprecio mucho este gesto de la primera ministra (Teresa May) y del Gobierno de Reino Unido", dijo Netanyahu antes de subir al avión en el aeropuerto de Tel Aviv.

Netanyahu informó de que mantendrá una reunión con su homóloga, con quien tiene "la intención de plantear sugerencias concretas sobre cómo abordar los aspectos fallidos del acuerdo nuclear de Irán".

"Espero con interés esa conversación", expresó.

Netanyahu visitó el Reino Unido en febrero y se entrevistó con May, de quien recibió la invitación para asistir a los actos del centenario de la Declaración de Balfour que se conmemora mañana.

La controvertida carta está firmada el 2 de noviembre de 1917 por el secretario de exteriores británico, Arthur James Balfour, y remitida al líder de la comunidad judía británica, Lord Walter Rothschild, informándole de que el Reino Unido veía con buenos ojos el establecimiento de un hogar nacional judío en Palestina, y que facilitaría su consecución, sin que ello perjudicara los derechos de los locales.

"Los palestinos dicen que la Declaración de Balfour fue una tragedia. No lo fue. Lo que ha sido una tragedia es su rechazo a aceptar esto cien años después. Espero que cambien de opinión, porque, si lo hacen, pueden avanzar finalmente hacia la reconciliación entre nuestros dos pueblos", recalcó Netanyahu.

La primera ministra británica ha rechazado las exigencias palestinas de que su país se disculpe por la misiva.

"Estamos orgullosos de nuestro papel en la creación del Estado de Israel. La tarea ahora es animar movimientos hacia la paz", declaró en abril el Ministerio de Asuntos Exteriores británico.

El mandatario israelí comenzará su visita con un encuentro con May y el titular de Exteriores, Boris Johnson, y posteriormente participará en un evento conmemorativo del centenario con Lord Rothschild como anfitrión y la presencia de la familia de Balfour.

Al día siguiente pronunciará un discurso en el Chatham House Institute y visitará la Bolsa, donde abrirá la sesión y se encontrará con jefes de corporaciones económicas británicas.

En su último día de visita, el domingo, Netanyahu se reunirá con el Gran Rabino Efraim Mirivis, Rabino de las 11 Congregaciones Hebreas Unidas de la Commonwealth, y después con los líderes de la comunidad judía.