EFEManagua

El Gobierno de Nicaragua otorgó este viernes la nacionalidad nicaragüense al exembajador de Taiwán en Managua, Jaime Chin-Mu Wu, un día después de romper sus relaciones con la isla y de reconocer a China como “país único”.

En una nota emitida en La Gaceta, diario oficial, el Ministerio de Gobernación de Nicaragua informó que Chin-Mu Wu y su esposa, Chun-Chiao Wu Liu , cumplieron “con los requisitos y formalidades generales establecidas en las leyes para adquirir la nacionalidad nicaragüense”.

En la víspera, Nicaragua rompió relaciones con Taiwán, reconoció a China, y restableció los lazos con el gigante asiático, decisión que el Gobierno taiwanés lamentó “profundamente”.

El país centroamericano afirmó que otorgó la nacionalidad nicaragüense a Chin-Mu Wu “tomando en cuenta su permanencia continúa en el territorio nacional desde hace 14 años" y que "ha contribuido al desarrollo social, económico, tecnológico, educativo y cultural del país a través de su ejercicio como diplomático en representación de la República de China-Taiwán en la República de Nicaragua”.

El exdiplomático representó a Taiwán en Nicaragua en dos periodos, el primero de 2007 a 2011, en el que coincidió con el retorno del presidente Daniel Ortega al poder, y posteriormente de 2017 a 2021.

En este segundo periodo Taiwán se convirtió en el mayor cooperante y uno de los principales socios comerciales de Nicaragua.

Chin-Mu Wu concluyó su misión en Nicaragua un mes antes de que Ortega rompiera relaciones con Taiwán.

Al despedirse de sus funciones como embajador taiwanés, Chin-Mu Wu recibió la Orden José de Marcoleta en Grado de Gran Cruz, la mayor distinción que otorga Nicaragua a un diplomático extranjero.

Chin-Mu Wu y su esposa también fueron declarados “Huéspedes distinguidos” de Managua, cuya alcaldesa, Reyna Rueda, les entregó las “Llaves de la ciudad”.

Las relaciones de Nicaragua con Taiwán y China han sido intermitentes. Managua reconoció a la isla a partir de 1949, luego hizo lo propio con el territorio continental en 1985, cambió su decisión en 1990, y dio su giro más reciente ayer jueves.