EFEBamako

Ocho soldados de la Misión de la ONU en Mali (MINUSMA) resultaron heridos este jueves en un ataque contra su convoy en la región de Tombuctú, en el norte del país, informaron hoy fuentes de esa misión.

El ataque, que no ha sido reivindicado hasta el momento por ningún grupo, tuvo lugar en la población de Ber, cuando uno de los vehículos del convoy pisó una mina enterrada en la carretera.

La Minusma, establecida en abril de 2013, empleaba el pasado marzo a 12.266 militares, 1.720 policías y 1.180 civiles de diferentes nacionalidades; es, actualmente, la misión más peligrosa del mundo, con 159 muertos y 426 heridos, según el último recuento difundido por la misión en octubre pasado.

El nuevo ataque coincide con la llegada hoy a Bamako del mediador de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), el ex presidente nigeriano Goodluck Jonathan, para presionar a la junta militar que gobierna en Malí para acortar el período de transición y traspasar el poder a los civiles.

La CEDEAO decretó duras sanciones económicas contra Mali por incumplir su promesa de organizar elecciones generales el pasado febrero, pero se comprometió a seguir negociando con las autoridades malienses para alcanzar un calendario de transición aceptable.

El Estado maliense, gobernado por una junta militar tras dos golpes de Estado en menos de un año, no controla extensas zonas del país, concretamente del norte y del centro, donde la administración central está prácticamente ausente mientras aumentan los atentados perpetrados por diferentes grupos yihadistas.