EFEViena

El OIEA, la agencia nuclear de la ONU, advirtió este lunes de que sus inspecciones del controvertido programa atómico iraní son indispensables y no deben convertirse en "moneda de cambio" en la negociación entre Irán y EEUU para restaurar el acuerdo nuclear de 2015.

En una rueda de prensa tras la apertura de una reunión de la Junta de Gobernadores del OIEA en Viena, su director general, Rafael Grossi, destacó la importancia de las inspecciones imparciales para poder volver al tratado, conocido como JCPOA por sus siglas en inglés.

"El trabajo de inspección del OIEA debe ser preservado. No deberíamos ser una moneda de cambio en la mesa (de negociaciones)", advirtió en clara alusión a la reciente limitación de acceso de sus inspectores a Irán.

Irán restringió la semana pasada el acceso que concede a los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

"Es un gran pérdida", dijo Grossi hoy al ser preguntado sobre el alcance de las limitaciones y la falta de transparencia iraní que sufren sus expertos a la hora de verificar las actividades nucleares en la República Islámica.

NI PREMIO NI MULTA

Irán y Estados Unidos están tratando de iniciar una complicada negociación para que ambos países puedan volver de forma simultánea al acuerdo nuclear de 2015.

El nuevo presidente de EEUU, Joe Biden, quiere volver al acuerdo, abandonado por su antecesor, Donald Trump, pero exige que Irán cumpla primero todas sus obligaciones, mientras que Teherán reclama primero un levantamiento de las sanciones estadounidenses.

"Tener inspecciones y transparencia no es un premio, ni una multa, es la esencia de nuestro trabajo. Sea cual sea el acuerdo que se alcance, no podrá ser posible sin un régimen robusto de inspecciones del OIEA", advirtió Grossi.

DE LIMITACIONES NUCLEARES...

El JCPOA, firmado en 2015 por Irán y seis grandes potencias (EEUU, Rusia, China, Francia, Alemania y el Reino Unido), limitaba el programa nuclear de Irán a cambio de levantar sanciones y un estricto régimen de inspecciones por parte del OIEA.

De esta forma se quería evitar que Irán pudiera hacerse en pocos meses con suficiente material para fabricar bombas nucleares.

Tras la salida unilateral del acuerdo y la instalación de nuevas sanciones contra Irán por parte de EEUU en 2018, Irán también ha ido incumpliendo gradualmente el JCPOA.

En un intento de presionar a Biden para que vuelva al acuerdo, el Parlamento de Irán adoptó una ley, que entró en vigor el pasado 23 de febrero, que recorta sustancialmente las inspecciones del OIEA, eliminando sobre todo importantes medidas de transparencia.

...A INSPECCIONES LIMITADAS

Para darle más tiempo a la diplomacia y a las negociaciones entre las partes, Grossi cerró hace 10 días un acuerdo "interino y técnico" con Irán que mantiene las inspecciones, de forma más limitada, por hasta 90 días.

"Lo que está en juego es bastante serio, tenemos una situación muy compleja ante nosotros" dijo hoy el jefe del OIEA, la agencia de la ONU responsable de darle a la comunidad internacional garantías sobre la verificación del programa nuclear iraní.

"Espero que el trabajo de la agencia se siga preservando. Esto no es un momento fácil, está claro", reconoció Grossi tras la apertura de la reunión de la Junta, que debatirá esta semana sobre una posible resolución contra Irán.

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN

El llamado grupo E3, formado por Alemania, el Reino Unido y Francia, hizo circular ante el inicio de la reunión una propuesta de resolución que critica la limitación de las inspecciones e insta a Irán a reanudar "inmediatamente" todo el acceso que el OIEA tenía hasta ahora en el marco del JCPOA.

Rusia y China, dos países que también firmaron el pacto nuclear en 2015 y que mantienen buenas relaciones con Irán, están en contra de adoptar una resolución, ya que la consideran contraproducente en este momento tan delicado.

Irán, por su parte, rechazó anoche una propuesta europea para celebrar una reunión informal de los países firmantes del JCPOA, incluyendo a EEUU.

"No es el momento propicio para celebrar la reunión no oficial", manifestó el Ministerio de Exteriores iraní.

"No ha habido cambios en el comportamiento de Estados Unidos", agregó el Gobierno iraní en un comunicado, que acusa a la Administración de Joe Biden de continuar con "la política fallida de máxima presión de Trump".

Jordi Kuhs