EFEBudapest

El primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán, advirtió este martes sobre años futuros de inestabilidad, con guerras y aumento de precios, al jurar su Gobierno en el Parlamento.

"Vienen unos años de peligros y guerras, marcados por una posible ola migratoria, aumento de precios de la energía y las materias primas, así como por la inflación", aseguró Orbán al presentar su nuevo Gobierno.

"Nunca he visto tanta inseguridad como ahora, por lo que la responsabilidad del nuevo Gobierno es grande", agregó el primer ministro, subrayando que el Ejecutivo deberá "unificar la nación y mostrar fuerza".

El Fidesz, el partido de Orbán, ganó las elecciones del 3 de abril con el 54% de los votos, lo que le dio una mayoría de más de dos tercios en el Parlamento por cuarta vez consecutiva y por un periodo de cuatro años.

En la gran mayoría de los ministerios de importancia Orbán no hizo cambios y al frente de Asuntos Exteriores seguirá Péter Szijjártó, mientras que en Finanzas continuará Mihály Varga y en Justicia Judit Varga.

El nuevo Gobierno de 14 miembros no contiene carteras para Educación, Sanidad ni Medio Ambiente y hay solo una mujer, Judit Varga.

Los temas educativos y de sanidad serán supervisados por el ministerio de Interior, con secretarios de Estado, mientras las políticas de medio ambiente serán responsabilidad del ministerio de Tecnología e Industria.

Un nuevo ministerio será el de Fomento Territorial y de Uso de Fondos Europeos, dirigido por Tibor Navracsics, quien fue comisario europeo de Educación, Cultura, Juventud y Deporte entre 2014 y 2019.

Una gran parte de la oposición decidió ausentarse cuando los ministros prestaron juramento.