EFEBudapest

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, aseguró hoy que la izquierda europea se está desmoronando y que la derecha no está preparada para las elecciones europeas de 2019 al tiempo que criticó al Partido Popular europeo por su gestión de los últimos años.

"La izquierda (europea) generalmente sufre una sequía, se está derrumbando", aseguró el primer ministro nacionalista en una entrevista con la radio pública Kossuth.

Orbán opinó también que el Partido Popular Europeo (PPE), al que pertenece su grupo, el Fidesz, "tampoco es muy fuerte", aunque indicó que "los demás están en peores condiciones".

Orbán dijo que aunque el PPE es la familia política más fuerte de Europa, también ha cometido errores.

"Tenemos dos problemas: no pudimos mantener dentro a los británicos y fuera a los inmigrantes", afirmó el primer ministro centroeuropeo, que se opone categóricamente a la inmigración.

"Solemos ganar las elecciones y eso nos acomodó", afirmó Orbán al explicar que el PPE todavía "no está preparado" ante las elecciones europeas.

Orbán participó en el congreso que el PPE clausuró ayer en Helsinki, donde sus partidos miembros eligieron al alemán Manfred Weber como candidato a la presidencia de la Comisión Europea (CE), frente al finlandés Alexander Stubb, que en los últimos tiempos ha criticado al Gobierno húngaro por sus políticas.

"Hubo un candidato extremadamente liberal y pro inmigración, un escandinavo, y el otro era un democristiano bávaro. No fue difícil elegir entre los dos", dijo al respecto el primer ministro húngaro, sobre su apoyo a Weber.