EFEBeirut

Los kurdos acusaron hoy a Turquía de incumplir el alto el fuego de cinco días alcanzado ayer por Ankara y Washington para cesar las hostilidades en el norte de Siria y que no ha impedido la muerte de varios civiles en esa zona a lo largo del día.

"Turquía está violando el acuerdo del cese de hostilidades con sus ataques a la ciudad (de Ras Al Ain) desde anoche", afirmó Mustafa Bali, portavoz de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza liderada por kurdos y que luchan ahora contra los turcos en el norte de Siria.

Ankara y Washington alcanzaron ayer un acuerdo para un alto el fuego en vigor desde las 22.00 hora local (19.00 GMT) que prevé la retirada de las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), a las que Ankara considera "terroristas", de una "zona de seguridad" fronteriza de 32 kilómetros de ancho en las 120 horas posteriores al acuerdo, es decir, en unos 5 días.

Sin embargo, no ha durado ni 24 horas.

Desde esta madrugada, según dijo a Efe Mervan Qamishli, un portavoz militar de las FSD, los turcos han disparado artillería contra la ciudad de Ras al Ain, una de las poblaciones más afectadas de la campaña militar.

Además, ha habido tiroteos dentro de la ciudad, que se encuentra casi asediada por tres ejes por las facciones rebeldes sirias, contrarias al Gobierno del presidente sirio, Bachar al Asad, y respaldadas por Ankara.

"A pesar del acuerdo de parar el combate, ataques aéreos y de artillería continúan alcanzado posiciones de combatientes, asentamientos civiles y el hospital de Ras al Ain", dijo Bali.

En los combates de este viernes, de acuerdo con el parte diario de las FSD, los rebeldes chocaron en el terreno con las fuerzas kurdas, lo que resultó en la muerte de 80 miembros de las facciones aliadas a Ankara y 9 de la citada milicia.

Respecto a los civiles muertos, las fuentes difieren.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos elevó el número a 14 muertos y 15 heridos, algunos de ellos en estado grave, en tres ejes en las afueras de Ras al Ain.

Más cautos fueron las Asayish (la policía kurda). que informó en su página oficial de Facebook que cuatro civiles habían muerto en Bab al Jair, cerca de Ras al Ain, y ocho habrían resultado heridos, mientras el director de salud de la Media Luna Roja kurda, Sherwan Bery, indicó a Efe que había al menos 11 muertos y 19 heridos.

Las autoridades kurdosirias han aprovechado para hacer un llamamiento a la comunidad internacional para que envíen de manera urgente observadores internacionales a la región para supervisar el cese de las hostilidades.

"Instamos a Naciones Unidas, Consejo de Seguridad, la Liga Árabe y especialmente a Estados Unidos, porque se considera mediador en este acuerdo, que asuman su responsabilidad y envíen inmediatamente observadores internacionales con el fin de garantizar el acuerdo del alto el fuego temporal", dijo en un comunicado el Consejo de Siria Democrática (CSD).

El CSD, brazo político de las FSD, indicó que el cese de las hostilidades debe "conducir a la retirada por completo del Ejército turco" y señaló que Turquía y los grupos armados aliados "cometen crímenes de guerra", tal y como ha denunciado este viernes Amnistía Internacional (AI), se apunta en la nota.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quiere establecer una franja de seguridad en el norte de Siria de 32 kilómetros de ancho y 480 de largo en al que reasentar a dos millones de refugiados sirios que acoge y que huyeron de la guerra en su país natal, que comenzó en 2011.

Erdogan negó hoy haber incumplido el cese de las hostilidades y dijo que "no hay combates" y que todo se trata de "desinformación".

La ONU, sin embargo, apuntó basándose en observaciones de sus servicios humanitarios y fuentes de confianza ya que no observa de forma oficial, que la situación es de "calma" aunque "con la excepción de Ras al Ain, donde el fuego de artillería y los disparos continuaban hoy, según el portavoz Stéphane Dujarric.

Isaac J. Martín