EFELisboa

La cumbre de Madrid dejará claro que "hay un cosa que Rusia nunca podrá hacer, que es exportar sus guerras a países miembros de la OTAN", sostiene el ministro luso de Asuntos Exteriores, João Gomes Cravinho, en una entrevista con Efe en Lisboa.

La cita de la próxima semana en la capital española "es muy importante para la Alianza, en este contexto muy especial y muy difícil y complejo del sistema internacional, para demostrar una fortísima unidad, determinación y capacidad", agrega el ministro portugués.

De Madrid "saldrá un nuevo concepto estratégico" que sustituirá al actual, pactado precisamente en Lisboa en 2010 y que "está desactualizado" porque "el mundo cambió tanto", en especial tras la guerra que Rusia desencadenó contra Ucrania el 24 de febrero.

En el modelo de hace una década "Rusia está identificada como un socio de la OTAN, China no está mencionada", recuerda Gomes Cravinho.

La nueva estrategia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte será "la demostración muy clara de la determinación de la OTAN, de la conciencia de la Alianza, sobre la seguridad de cada uno de nuestros miembros".

EL NUEVO PAPEL DE CHINA

El nuevo modelo establece un "equilibro" entre las dinámicas regionales e internacionales, agrega el titular de Exteriores en la entrevista con Efe, realizada en la sede de su Ministerio en vísperas de la cumbre de Madrid y de la Conferencia de los Océanos que Lisboa acogerá a partir del lunes 27.

Gomes Cravinho se refiere en especial al papel de China, que "no es la nueva Unión Soviética", matiza.

"Es una potencia emergente compleja, pero es también un socio indispensable para la lucha contra el cambio climático y otros temas de gobernanza mundial", afirma.

"Eso significa que debemos saber trabajar con China en temas fundamentales para la gobernanza internacional y al tiempo ser muy firmes en relación a los principios básicos de orden internacional esenciales para la paz en el mundo y en nuestra región", insiste.

"El nuevo concepto estratégico que va a ser un marco en la historia de la OTAN creo que consigue encontrar ese equilibro", confía el ministro, un diplomático de 58 años que antes de Exteriores ocupó la cartera de Defensa con el socialista António Costa.

¿CAMINO HACIA LA PAZ?

"¿La cumbre de Madrid va a restablecer la paz en Ucrania? Lamentablemente no, porque depende sobre todo de un país que no está en la reunión, que es Rusia", admite Gomes Cravinho.

Aunque, "algo quedará muy claro en la cumbre de Madrid y es que hay una cosa que Rusia nunca podrá hacer, que es exportar sus guerras a países miembros de la OTAN", zanja el ministro, que acompañará a Costa en la cita de la Alianza.

La cumbre de Madrid reunirá entre los días 29 y 30 de junio a 44 delegaciones, 41 de ellas encabezadas por jefes Estado o de Gobierno.

En conjunto, estarán representados 30 estados de la OTAN junto a países asociados como Bosnia, Jordania, Mauritania, Japón, Australia, Corea Sur y también Ucrania.

Mar Marín