EFEPekín

La Asamblea Nacional Popular (ANP, el Legislativo chino) inicia este martes su sesión anual con la divulgación de las previsiones económicas del Gobierno y la posible aprobación de una ley que unifica las condiciones que rigen la inversión extranjera como principales ejes del plenario.

El primer ministro, Li Keqiang, abrirá la sesión con el informe anual de la gestión del Gobierno, en el que anunciará el objetivo de crecimiento para 2019 -la economía china creció un 6,6 % en 2018, superando el objetivo oficial del 6,5 %- en una coyuntura marcada por la desaceleración y la guerra comercial con Estados Unidos, aún pendiente de resolver.

En materia de propuestas de legislación -que se enviarán posteriormente al órgano legislativo- varios expertos coinciden en señalar como principales temas la posible aprobación de la mencionada ley de inversión, las reformas a favor del mercado, los recortes de impuestos y el control del déficit.

Según anunció hoy Zhang Yesui, portavoz de la ANP, en rueda de prensa, los legisladores chinos creen necesario "actualizar" el acceso al mercado de la inversión extranjera para "mejorar" el entorno inversor, reducir el número de industrias en las que la inversión foránea estaba restringida o prohibida y permitir en más sectores las empresas de propiedad totalmente extranjera.

"Esta ley es importante porque tiene como objetivo hacer frente a las demandas de EEUU y la UE, aunque lo cierto es que no se conoce su contenido y es posible que sea más simbólica que sustanciosa en cuanto al impacto que pueda tener en la economía", explicó a Efe Jean-Pierre Cabestan, director del Departamento de Ciencia Política de la Universidad Baptista de Hong Kong.

Cabestan consideró que lo más importante es si los delegados asistentes expresarán o no sus inquietudes sobre el deterioro de la situación económica, especialmente a nivel provincial, y si serán escuchados por los máximos mandatarios del país.

"El principal debate está entre los partidarios del desapalancamiento, como el primer ministro Li, y los partidarios de las políticas de estímulo, entre los que se encuentra el Banco Central y presumiblemente el presidente chino, Xi Jinping, preocupado por el mercado laboral y la estabilidad social", aseveró.

El experto incide también en las implicaciones políticas que podría tener esta sesión porque "el Partido está abiertamente preocupado por el riesgo de una 'revolución de colores', aunque posiblemente sea una exageración para infundir una sensación de alerta entre los encargados de la seguridad pública".

"Esto es algo que no tiene precedentes al menos desde 2011, cuando el Gobierno frenó en seco una 'revolución china de los jazmines' ("Molihua Gemin")", según Cabestan.

El Gobierno chino enumeró hoy otros borradores de ley que van a ser estudiados para su aprobación, como una legislación para regular los impuestos sobre la propiedad inmobiliaria y otra para controlar y regular las exportaciones chinas, según Zhang.

"Dudo mucho que la ANP sirva como punto de inflexión para promover la apertura del mercado. Con Xi se ha reafirmado el papel del Estado en la economía, especialmente en sectores considerados estratégicos por el Partido, y no parece que eso vaya a cambiar", comentó a Efe Alice Ekman, responsable de Investigación sobre China del Instituto Francés de Relaciones Internacionales (IFRI).

Asimismo, la sesión estudiará una ley de protección de la información personal para luchar contra la "recolección indebida, el abuso y la fuga de la información personal de los ciudadanos".

También se espera que la ANP anuncie el presupuesto de Defensa del país para 2019, que según dijo hoy Zhang verá un aumento "apropiado" según las "necesidades de seguridad del país" y para continuar con su "reforma militar".

Mientras, miles de propuestas sobre el futuro de China se debaten desde el domingo en la reunión anual del máximo órgano asesor del Gobierno, la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), que carece de poder real y no puede aprobar leyes.

Su presidente, Wang Yang, fijó entre los principales objetivos de China para 2019 "promover un desarrollo de alta calidad" bajo la guía del Partido, y prometió que su organización buscará "promover la unidad" de cara a la celebración del 70 aniversario de la fundación de la República Popular China el próximo mes de octubre.

Asimismo, mencionó las "tres batallas críticas" y "sin precedentes" que emprende el país contra los "riesgos potenciales, la pobreza y la contaminación".

Jesús Centeno