EFEMoscú

El presidente ruso, Vladímir Putin, presidió hoy las mayores maniobras militares rusas, Cáucaso-2020, en las que también participan tropas de tradicionales aliados del Kremlin como China e Irán.

Putin supervisa la evolución de los ejercicios en el polígono militar de Kapustin Yar, en la región meridional de Ástrajan, bañada por el mar Caspio.

El jefe del Estado Mayor del Ejército ruso, Valeri Guerásimov, mostró a Putin el vehículo de soporte y de combate Terminator, que cuenta con cuatro lanzadores de misiles Ataka.

En los ejercicios, que Ucrania considera una amenaza para su seguridad, también se estrenó la lanzadera de misiles TOS-2, que fue mostrada por vez primera en público este año en el desfile de la Victoria.

También entraron en acción los sistemas antiaéreos S-400 y las baterías con misiles tácticos Iskander, mientras los marines rusos desembarcaron en la costa de Daguestán, en el mar Caspio.

Acompañado del ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, el jefe del Kremlin avistó el vuelo de los helicópteros Mi-24, Mi-8 y Mi-26, al igual que las operaciones de más de un millar de soldados de las fuerzas aerotransportadas rusas.

Además de los 80 aviones, bombarderos estratégicos Tu-22 realizaron varios ataques masivos contra objetivos terrestres en el polígono.

En la jornada de hoy también participaron las fuerzas especiales de Pakistán, invitado a la maniobras junto a Bielorrusia, Armenia y Birmania (Myanmar), que han enviado más de mil soldados.

En total, casi 80.000 personas toman parte en los ejercicios terrestres, aéreos y marítimos -entre soldados, guardias nacionales y efectivos de emergencia- que cuentan con la asistencia de 70 agregados militares extranjeros.

La OTAN ha expresado por su parte su preocupación por la celebración de maniobras ruso-bielorrusos en territorio de Bielorrusia coincidiendo con las protestas antigubernamentales.

Al respecto, el Ministerio de Defensa ruso anunció que las tropas rusas comenzaron hoy a abandonar territorio bielorruso por vía férrea.

El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, movilizó hace unas semanas a las tropas en la frontera con la Alianza Atlántica, a la que acusó de preparar una agresión.

En octubre Bielorrusia volverá a acoger maniobras militares, en las que participarán los seis miembros de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), conocida como el brazo armado del espacio postsoviético