EFEMoscú

El presidente ruso, Vladímir Putin, propuso hoy a la OTAN iniciar negociaciones para evitar la ampliación de la Alianza Atlántica hacia el este de Europa, cerca de las fronteras de Rusia.

"En el diálogo con EEUU y sus aliados insistiremos en el logro de acuerdos concretos que excluyan un mayor acercamiento de la OTAN hacia el este y el despliegue de sistemas de armamento que nos amenacen cerca del territorio de Rusia", dijo durante la ceremonia para recibir las cartas credenciales de una veintena de embajadores en el Kremlin.

"Proponemos al respecto iniciar negociaciones sustanciales", según Putin, quien subrayó que Rusia necesita "garantías jurídicas", ya que los países occidentales "no cumplieron los compromisos verbales adquiridos".

"En particular, todos conocen las promesas verbales de que la OTAN no iba a ampliarse al este, pero que se hizo absolutamente lo contrario. En resumen, las legítimas preocupaciones rusas en materia de seguridad fueron ignoradas y ahora lo siguen siendo", subrayó.

Se refería a la ampliación aliada hacia los países que integraban el antiguo bloque comunista en 1999 (Polonia, Hungría y la República Checa) y 2004 (Bulgaria, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, Lituania, Estonia y Letonia).

"No demandamos ninguna condición especial. Entendemos que cualquier acuerdo debe tener en cuenta inevitablemente tanto los intereses de Rusia como de todos los países euroatlánticos. La situación tranquila y estable debe ser garantizada para todos (...), sin excepción", agregó.

Putin denunció que algunos países intentan contener el desarrollo de Rusia recurriendo a las sanciones e instigando la tensión en sus fronteras.

"Por cierto, la amenaza en nuestras fronteras occidentales está aumentando. Sólo hay que mirar qué cerca de las fronteras rusas se ha aproximado la infraestructura militar de la Alianza Atlántica. Para nosotros esto es más que grave", resaltó.

Por ello, explicó, Moscú está adoptando medidas "técnico-militares", aunque insistió en que acusar a Rusia de amenazar a alguien es, "como mínimo, irresponsable".

Putin ya pidió hace dos semanas a su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, que negocie con Occidente "garantías de seguridad a largo plazo".

Rusia ha sido acusada en las últimas semanas de concentrar más de 90.000 soldados cerca de las fronteras ucranianas con el fin de invadir el país vecino durante el invierno.

Hoy, miércoles, Lavrov acusó a Kiev de concentrar un gran número de tropas en el Donbás, escenario de un conflicto desde 2014.