EFEEl Cairo

El Ejército del Islam, uno de los principales grupos insurgentes sirios, y el Gobierno de Siria han alcanzado un principio de acuerdo para un alto en fuego en el sur de Damasco, según confirmó a Efe el portavoz de esta agrupación, Mohamed Alush.

"Queremos evitar que haya un desplazamiento forzoso de la población del sur de Damasco y hemos alcanzado un acuerdo de principios en este sentido" agregó Alush, que precisó que en las "próximas semanas" se sellará un pacto global.

Aluch no ofreció más detalles sobre la entrada en vigor del cese de hostilidades.

Según el diario egipcio Al Ahram, las negociaciones, que han sido alentadas por Rusia, principal socio del régimen sirio, dejan la puerta abierta a que se unan otras facciones.

El pasado 22 de julio el Ejército sirio anunció el cese de hostilidades en la región de Guta Oriental, el principal bastión de la oposición siria en las afueras de Damasco, tras unas negociaciones llevadas también bajo mediación egipcia.

Sin embargo, ese alto el fuego se rompió semanas después tras el estallido de nuevos enfrentamientos entre las partes en conflicto.