EFENusa Dua (Indonesia)

Rusia criticó hoy ante Turquía el apoyo de Occidente a las "ambiciones militaristas" de Ucrania, pues considera que éste bloquea la posibilidad de unas negociaciones entre Moscú y Kiev.

Así se lo trasladó el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, a su homólogo turco, Mevlüt Çavusoglu, en una reunión bilateral antes del inicio de la reunión de los titulares de las diplomacias de los países del G20.

"Se confirmó la posición de principios de Rusia sobre la inadmisibilidad del apoyo de Occidente a las ambiciones militaristas del régimen de Kiev, que estimula a las autoridades ucranianas al rechazo de los acuerdos de paz anteriormente alcanzados", informó el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado.

Turquía intenta mediar entre Rusia y Ucrania, aunque actualmente está suspendido el diálogo político para alcanzar un alto el fuego, pero Ankara aún interviene a nivel diplomático para facilitar un acuerdo que permita exportar grano ucraniano.

De hecho, según Moscú, Lavrov y su homólogo turco abordaron "la interacción de Rusia y Turquía en el mar Negro", aunque sin facilitar más detalles.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, confió anteayer en que en los próximos días se pueda alcanzar un acuerdo para la exportación de grano ucraniano desde los puertos de ese país, bloqueados por la campaña militar rusa en la nación vecina.

Ucrania ha denunciado el bloqueo de los puertos ocupados por Rusia, como Berdiansk o Mariúpol, mientras que Rusia afirma que no impide el transporte marítimo, pero para ello Kiev debe desminar primero el puerto de Odesa.

Los ministros de Exteriores ruso y turco subrayaron además la importancia de continuar coordinando los esfuerzos diplomáticos y militares para "garantizar la seguridad de los civiles y de los operadores económicos en Ucrania, incluyendo los extranjeros".