EFEMoscú

Rusia negó hoy haber violado el espacio aéreo de Corea del Sur y aseguró que sus aviones volaban sobre aguas neutrales del mar de Japón de conformidad con las normas internacionales y a más de 25 kilómetros de los islotes surcoreanos Dodko.

El Ministerio de Defensa de Rusia respondió así en un comunicado a las acusaciones de Corea del Sur de que aviones rusos invadieron su espacio aéreo.

Los militares rusos declararon que dos bombarderos estratégicos Tu-95ms de las Fuerzas Aéreas del país realizaban un vuelo rutinario en esa zona cuando "se les acercaron dos cazas F-16 surcoreanos, que con maniobras no profesionales se interpusieron en su ruta creando una amenaza para su seguridad".

"Los pilotos surcoreanos no se comunicaron con las tripulaciones de los Tu-95ms, y después de arrojar bengalas (de defensa antimisiles) los F-16 se alejaron de los aviones rusos", subraya Defensa.

Según los militares rusos, no es la primera vez que pilotos surcoreanos intentan impedir los vuelos de la aviación de Rusia sobre la aguas neutrales del mar de Japón, aduciendo una "zona de identificación de defensa aérea establecida arbitrariamente por Corea del Sur".

"Semejantes zonas no están contempladas por las normas internacionales y no son reconocidas por Rusia, de lo que se ha informado por diversos canales y en reiteradas ocasiones a la parte surcoreana", recalcó el Ministerio de Defensa.

Además, desmintió la versión de Seúl de que los cazas surcoreanos abrieron fuego de advertencia para alejar a los bombarderos estratégicos rusos.

"Los cazas surcoreanos no efectuaron ningún disparo de advertencia. Si los pilotos rusos hubiesen sentido alguna amenaza a la seguridad (de sus aparatos), la respuesta no se hubiera hecho esperar", subrayó el Ministerio de Defensa. EFE

bsi/cae/ig