EFEMoscú

Rusia anunció hoy la retirada de las tropas de la frontera con Ucrania, repliegue que había sido demandado insistentemente por Kiev, Estados Unidos y la OTAN, que acusaron al Kremlin de provocar una escalada de tensión en la región.

Las tropas, cuyo grueso son fuerzas aerotransportadas, comenzarán su repliegue este viernes y tendrán hasta el 1 de mayo para regresar a sus "lugares de emplazamiento permanente" después de participar en maniobras, según el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú.

La retirada se produce después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidiera personalmente por teléfono al líder ruso, Vladímir Putin, que "rebaje las tensiones" con la vecina Ucrania.

DIEZ DÍAS PARA EL REPLIEGUE

Durante una reunión con la plana mayor del Ejército en la península de Crimea, anexionada en 2014 por Rusia, Shoigú consideró que los objetivos de los ensayos sorpresa para evaluar el estado de las Fuerzas Armadas "se han logrado completamente".

"Las tropas demostraron la capacidad de garantizar una defensa fiable del país", subrayó.

Shoigú defendió desde un principio que el aumento de la presencia militar cerca de Ucrania estaba dictado por unas maniobras y por la creciente actividad de la OTAN en las fronteras rusas, mientras que el Kremlin insistió en que Moscú no tiene por qué pedir permiso para mover sus tropas dentro de su propio territorio.

En particular, el titular de Defensa mencionó el 58 Ejército del distrito militar del sur, el 41 Ejército del distrito militar central y tres divisiones aerotransportadas entre los que tendrán que replegarse.

En su momento, el despliegue de esas tropas cerca de la frontera con Ucrania disparó todas las alarmas en Kiev, que acusó a Moscú de prepararse para una guerra en el Donbás, escenario de un conflicto entre Kiev y los separatistas prorrusos desde 2014.

UCRANIA SALUDA LA RETIRADA RUSA

El presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, saludó inmediatamente el repliegue de las tropas rusas, al considerar que reducirá "proporcionalmente la tensión".

"Ucrania siempre está vigilante, pero agradece cualquier paso para disminuir la presencia militar y reducir la escalada en el Donbás. Ucrania busca la paz", comentó en su cuenta de Twitter.

El mandatario propuso el pasado martes a Putin una reunión en "cualquier lugar" del Donbás para evitar una guerra.

Putin le respondió hoy: "Si se trata (de hablar) del desarrollo de las relaciones bilaterales, bienvenido sea. Recibiremos al presidente de Ucrania en Moscú cuando mejor le venga".

Agregó no obstante que si Zelenski quiere conversar sobre el conflicto en el Donbás, entonces, en primer lugar, debe hablar con los representantes de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

ARMAMENTO PESADO Y MANIOBRAS EN CRIMEA

Por otra parte, Shoigú matizó que parte del armamento pesado permanecerá en el polígono de Pogonovo, a unos 200 kilómetros de la frontera con Ucrania, para la participación en las maniobras Zapad-2021.

Precisamente Shoigú se desplazó hoy jueves en helicóptero a Crimea para supervisar unos ejercicios militares a gran escala en el polígono de Opuk, a 40 kilómetros del estrecho de Kerch.

En los ejercicios participan más de 10.000 soldados, además de medio centenar de buques de guerra y barcos de apoyo de las flotas de los mares Negro y Caspio.

Ucrania y las potencias occidentales habían estimado en más de 100.000 las tropas emplazadas por Rusia en la zona, una fuerza capaz, según expertos militares, de lanzar por si sola una ofensiva en el Donbás.

Las imágenes de satélite publicadas hace dos días mostraban hileras de tanques, decenas de camiones militares aparcados e escuadrones de aviones Su-34 en las regiones de Rostov y Vorónezh y la península de Crimea.

LA AMENAZA DE LA OTAN

Además, Shoigú llamó a los altos mandos rusos a "continuar el seguimiento" en las zonas de las maniobras "Defender Europe" de la Alianza Atlántica, que Moscú ha descrito "como las mayores en 30 años".

"Hay que estar listos para reaccionar de inmediato en caso de un desarrollo desfavorable de los acontecimientos", dijo Shoigú, quien recordó que cada año la Alianza Atlántica desarrolla decenas de maniobras con un "claro cariz antirruso".

El ministro destacó que en Polonia, Eslovaquia, Hungría y Rumanía se han creado centros de coordinación, que a los puertos griegos está llegando armamento y que una de las principales agrupaciones de la Alianza ha sido emplazada en la costa del mar Negro.