EFELondres

Alex Salmond, portavoz de Exteriores en el Parlamento británico del Partido Nacionalista Escocés (SNP), afirmó hoy que Edimburgo presionará para celebrar un nuevo referéndum sobre la independencia si el Reino Unido decide salir de la Unión Europea (UE).

"Si fuéramos arrastrados fuera (de la UE) por los votos de un electorado inglés mucho mayor, entonces la presión para otra consulta sobre la independencia sería irresistible y, creo, instantánea", afirmó Salmond a la BBC.

"Creo que el referéndum en el Reino Unido está muy ajustado, dependerá por completo de cómo se argumente", sostuvo Salmond, para quien el acuerdo logrado con Bruselas para cambiar el encaje de Londres en la Unión tan solo aporta "implicaciones menores".

En septiembre de 2014, el "no" a la independencia escocesa ganó con el 55,3 % de los votos a favor en un referéndum que Salmond, entonces al frente del SNP calificó como único "en una generación".

La ministra principal escocesa y líder del SNP, Nicola Sturgeon, subrayó por su parte que la formación independentista defenderá que el Reino Unido continúe en la Unión Europea.

"Durante más de 40 años, individuos, empresas y comunidades en toda Escocia han experimentado las ventajas sociales, económicas y culturales que supone estar en la Unión", dijo Sturgeon.

"Eso incluye puestos de trabajo, inversiones significativas, la oportunidad para nuestras empresas de comerciar con el mayor mercado único del mundo, protecciones sociales para los trabajadores y la oportunidad de cooperar con el resto del continente para afrontar retos globales como el movimiento de refugiados e inmigrantes, la seguridad energética y el cambio climático", afirmó.

La ministra principal recalcó que el Gobierno autónomo escocés "estará en la primera línea" de la defensa de la Unión Europea de cara al referéndum sobre la salida o la permanencia del bloque comunitario.