EFEKiev

El presidente ucraniano Petró Poroshenko sacó del país durante su mandato 80.000 millones de dólares, declaró hoy el multimillonario estadounidense de raíces ucranianas, Sam Kislin.

"Solo Poroshenko durante su presidencia sacó de Ucrania al menos 8.000 millones de dólares. Solo según los datos de que dispongo, se sacaron de 700 a 800 millones de dólares por medio de la compañía estatal Tsentrenergo", afirmó el empresario al medio ucraniano Strana.ua.

Kislin indicó que en EE. UU. hay barias causas penales abiertas, una de las cuales está vinculada a la fuga de capitales procedentes del tramo de 1.000 millones de dólares entregado a Kiev por el Fondo Monetario Internacional.

El multimillonario aseguró que "existen motivos para considerar que todo este dinero no llegó a su destino, sino que fue sacado bajo la tapadera de financiar bancos y luego se repartió por los bolsillos"

"Todo esto se hizo por indicación de Poroshenko", aseguró.

El empresario estadounidense llegó a Ucrania para reunirse con las nuevas autoridades y tratar, entre otros asuntos, las investigaciones abiertas contra el exmandatario ucraniano.

Kislin afirmó que mientras la Fiscalía General continúe bajo la dirección de Yuri Lutsenko, la investigación no avanzará, ya que tanto él como el expresidente son "corruptos que no trabajaban para su pueblo, sino para sus bolsillos, y robaron mucho dinero".

El multimillonario ofreció su ayuda para investigar los manejos de las autoridades anteriores y está dispuesto a implicar en ello a expertos de diversos países.

Durante su mandato Poroshenko ordenó al Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) "de modo verbal" prohibir al multimillonario la entrada al país luego de que este denunciara sus tramas corruptas.

"Ucrania necesita en la actualidad cambios cardinales en su legislación, un cambio total de los funcionarios en todos los puestos claves de los sistemas jurídico y de la seguridad. Y luego, hay que atraer a inversionistas extranjeros. Pero primero hay que poner en orden los asuntos viejos, los delitos de Poroshenko y su entorno", alegó.

En julio pasado Poroshenko fue citado a declarar a la Oficina Estatal de Investigaciones de Ucrania como testigo en una causa abierta por blanqueo de capitales en la venta de una empresa que fue de su propiedad.

El expresidente ucraniano ha sido acusado en los últimos meses de alta traición, abuso de poder, blanqueo de capitales, evasión de impuestos, intento de usurpar el poder y la creación de un gabinete de ministros ilegal en 2016, ya que no existía una coalición en el Parlamento, condición que impone la Constitución.