EFEBerlín

El canciller alemán, Olaf Scholz, abordó hoy en conversación telefónica con el primer ministro británico, Boris Johnson, la situación en Ucrania y los movimientos de tropas rusas en la frontera con ese país.

La conversación giró en torno a la "preocupación" por el aumento de efectivos rusos a lo largo de la frontera, indicaron fuentes de la Cancillería alemana.

Ambos líderes coincidieron en la necesidad de "impedir" una nueva agresión por parte de Rusia sobre Ucrania y de "dejar claro" ante Moscú que, de producirse, deberá afrontar serias consecuencias, de acuerdo con esa fuente.

Scholz mantuvo ayer un encuentro con el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, de visita de trabajo en Berlín, donde se reunió con los titulares de Exteriores de Alemania, Reino Unido y Francia.

Al término de esa reunión, en una comparecencia con la ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, Blinken reafirmó su apuesta por el diálogo y recalcó la "unidad" de los aliados de EE. UU., tanto a escala de la OTAN como de la Unión Europea (UE).

La cita en Berlín fue la última etapa del secretario de Estado estadounidense previa a la reunión que mantendrá hoy en Ginebra con el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, tras una semana de intensa actividad diplomática.