EFEBerlín

El canciller alemán, Olaf Scholz, apremió hoy de nuevo ante el presidente ruso, Vladímir Putin, a un alto el fuego "lo antes posible" en Ucrania, al tiempo que rechazó las acusaciones del líder del Kremlin sobre un presunto "nazismo" ucraniano.

"La afirmación de que los nazis dominan ahí es falsa", afirmó Scholz, a través de su cuenta en twitter, donde informó de la conversación telefónica mantenida con Putin.

El canciller alemán, además, recordó al presidente ruso la responsabilidad de Rusia en la alimentación global", como consecuencia de la "guerra impulsada por Rusia", según un comunicado emitido a continuación por la Cancillería alemana.

En la conversación telefónica, según Berlín, Scholz recordó a Putin la necesidad de lograr "lo antes posible" un alto el fuego, dadas las consecuencias de la guerra en Ucrania y especialmente en Mariúpol.

El mensaje en twitter del canciller y el comunicado posterior de su departamento siguen a las informaciones difundidas poco antes por el Kremlin sobre la conversación entre ambos líderes.

Según Moscú, Putin y Scholz debatieron, por iniciativa de Alemania, sobre la situación humanitaria en Ucrania en el contexto de la "operación militar rusa" en este país.

El presidente ruso habría expresado ahí "la lógica y principales objetivos de la operación militar especial para defender a las repúblicas populares del Donbás, explicó las medidas tomadas para garantizar la seguridad de la población civil".