EFEBamako

Siete soldados de la Misión de la ONU en Mali (Minusma) murieron y tres más han quedado heridos graves tras un ataque con explosivos en la región de Mopti (centro) contra un convoy logístico de esta misión de pacificación en Mali.

El convoy se encontraba en la carretera entre las poblaciones de Douentza y Sevaré, en la circulo de Bandiagara, cuando uno de sus vehículos pisó la mina, según explicó la Minusma en su cuenta en Twitter, sin revelar las nacionalidades de las víctimas.

Se desconoce por el momento quién ha perpetrado el ataque, pero responde al "modus operandi" de los grupos yihadistas presentes en Mali, entre los que sobresale el Grupo de Defensa del Islam y los Musulmanes, aliado de Al Qaeda y la filial local del Estado Islámico (EI).

Hoy mismo, una delegación gubernamental maliense encabezada por el ministro de Defensa, Sadio Camara, se encuentra en la región de Mopti para visitar el lugar donde fueron asesinados el pasado viernes 31 civiles en un ataque terrorista.

Este asalto, que se saldó también con 17 heridos, fue perpetrado con armas de fuego contra vehículos que circulaban en una carretera que conecta Bandiagara y Sevaré.

La Minusma, establecida en abril del 2013, empleaba el pasado mes de octubre a 13.289 militares, 1.920 policías y 1.1619 civiles de diferentes nacionalidades; es, actualmente, la misión más peligrosa del mundo, con 159 muertos y 426 heridos.

El Estado maliense, que se encuentra en un proceso transitorio tras dos golpes de Estado en menos de un año, no controla extensas zonas del país, concretamente del norte y del centro, donde la administración central está prácticamente ausente mientras aumentan los atentados perpetrados por diferentes grupos yihadistas.