EFEBeirut

Siria acusó este miércoles a Israel de un ataque con misiles contra una escuela en la provincia fronteriza de Quneitra, en el sur del país, en la que una ONG aseguró que estaban presentes personas vinculadas al grupo chií libanés Hizbulá y a Irán.

La agencia oficial siria SANA informó de que la agresión se produjo pasada la medianoche contra un colegio de la aldea de Al Hurryia y causó sólo daños materiales, al tiempo que atribuyó la acción al "enemigo israelí", sin ofrecer más detalles.

"En los últimos meses, el enemigo israelí ha lanzado varios ataques contra la provincia de Quneitra que tuvieron como objetivo vehículos civiles y una serie de vecinos en las localidades y aldeas de las zonas rurales de Quneitra murió o resultó herida", afirmó SANA.

Sin embargo, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseveró en un comunicado que en la escuela atacada anoche "estaban presentes grupos leales al grupo libanés Hizbulá y a los iraníes", y agregó que en las zonas rurales de waa provincia existe "una gran presencia" de estas milicias.

La ONG, con sede en el Reino Unido y un gran número de colaboradores sobre el terreno, alertó de que algunas informaciones apuntan a que se han producido bajas durante el ataque en el colegio, si bien no especificó ninguna cifra.

Israel suele bombardear objetivos de las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, y de sus aliados, milicias chiíes libanesas o iraníes, y causar bajas entre sus filas, aunque en muy pocas ocasiones ha confirmado estas operaciones.

Las autoridades israelíes consideran que la presencia de Irán en Siria representa una amenaza para su país.

El Gobierno sirio, por su parte, ha instado en numerosas ocasiones a la ONU a adoptar medidas para disuadir a Israel y evitar que repita ese tipo de ataques, que se registran de forma más o menos periódica desde el comienzo del conflicto en Siria, en 2011.