EFELondres

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, consideró este jueves que el jefe del Gobierno británico, Boris Johnson, cuya dimisión se espera para hoy, "siempre fue incapaz de ser primer ministro".

A pesar del “alivio” que supone la dimisión de Johnson, Sturgeon sostuvo en un mensaje en Twitter que “el déficit democrático inherente a Westminster no se soluciona con un cambio de primer ministro”, ante la perspectiva de un nuevo líder conservador antes del congreso "tory" en octubre.

"Los problemas van mucho más allá de un solo individuo. El sistema de Westminster (sede de las instituciones británicas) está roto", agregó.

A su juicio, "habrá un enorme alivio por que el caos de los últimos días (e incluso meses) termine, aunque la idea de que Boris Johnson siga como primer ministro hasta otoño parece lejos de ser la ideal, y seguramente es insostenible".

Una fuente de Downing Street -oficina del primer ministro- ha informado de que Johnson le ha transmitido al líder de los diputados "tories" que permanecerá al frente de un Ejecutivo interino hasta que el partido elija un nuevo líder, y por tanto nuevo primer ministro, en la celebración del congreso conservador en octubre.

“Ninguno de los primeros ministros "tory" alternativos sería elegido nunca en Escocia”, afirmó la líder nacionalista, al tiempo que defendió la autodeterminación de la región.

“La independencia de Escocia sólo sucederá si la mayoría de los escoceses así lo eligen”, declaró en su cuenta personal de la red social Twitter, “pero no hay duda de que ofrece una oportunidad real y única a Westminster”

Boris Johnson, en sus últimas horas como primer ministro, hizo pública una carta en la que negaba cualquier posibilidad de celebrar un nuevo referéndum de independencia en Escocia. "No es el momento”, le hizo saber a la líder nacionalista, que ambiciona celebrar uno el 19 de octubre de 2023.