EFEBerlín

Alemania exige a partir de hoy un test negativo a todos los viajeros de doce años en adelante que quieran ingresar en territorio alemán y no hayan recibido la pauta completa o hayan superado el coronavirus, independientemente de la vía de acceso y del país de estancia previa.

La obligatoriedad de presentar un test negativo se extiende también a las personas inmunizadas en caso de ingresar al país desde una zona bajo domino de una variante más agresiva y no predominante en Alemania.

Además, las personas no inmunizadas procedentes de zonas de alto riesgo -entre las que figuran España y Holanda desde el pasado martes- deberán guardar diez días de cuarentena, que se podrán acortar presentando un test negativo pasados cinco días desde la llegada a Alemania.

Los viajeros que lleguen de zonas con presencia de variantes más agresivas del virus -actualmente Brasil y Uruguay-, deberán guardar 14 días de cuarentena, independientemente de si están inmunizados o no, sin opción de acortar el aislamiento.

Los menores de doce años no inmunizados podrán dejar de guardar cuarentena pasados cinco días desde la llegada al país procedentes de una región de alto riesgo, sin necesidad de realizarse un nuevo test.

En el caso de estancia previa en una zona de riesgo por presencia de variantes, el aislamiento será también para los menores -inmunizados o no- de catorce días.

UNOS 25.100 CASOS ACTIVOS EN ALEMANIA

En tanto, la incidencia acumulada en siete días en Alemania sube desde hace casi cuatro semanas y se sitúa en 17,5 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes -con 14.558 positivos en una semana-, frente a 16,9 ayer y 13,8 el pasado domingo.

Las autoridades sanitarias notificaron 2.097 nuevas infecciones y un muerto en las últimas 24 horas, frente a 1.387 contagios y cuatro decesos hace una semana, mientras los casos activos se sitúan en unos 25.100.

Hasta el viernes, el 61,6 % de la población había sido vacunada, el 52 % con la pauta completa.