EFEVarsovia

El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, visitó hoy el antiguo campo de exterminio de Auschwitz, el lugar donde Europa encontró "su propio infierno" y desde donde también comenzó la construcción de una Europa de "valores y dignidad humana".

"Es aquí donde Europa ha llegado al final más oscuro de su propio infierno, es aquí donde Europa ha perdido sus valores básicos, su humanidad. Una nueva Europa, basada en los valores y la dignidad humana, comenzó a construirse después de experimentar el infierno en este lugar ", escribió Timmermans en el libro conmemorativo del museo.

La visita de Timmermans a Auschwitz se produce días antes de que se conmemore el 74 aniversario de su liberación por parte del ejército soviético (el 27 de enero de 1945).

Tras recorrer el recinto de Auschwitz, Timmermans participó en un encuentro en Cracovia con ciudadanos y tres mujeres supervivientes del campo: las dos hermanas italianas Andra y Tatiana Bucci, y la polaca Lidia Maksymowicz.

Auschwitz fue construido por los alemanes en 1940 como lugar para encarcelar a polacos y, a partir de 1942, se convirtió, en el lugar de exterminio de judíos más extenso de Europa.

Según los datos del Museo de Auschwitz, 1,1 millones de personas fueron asesinadas en este campo: cerca de un millón de judíos; 64.000 polacos; 21.000 gitanos; 14.000 prisioneros de guerra soviéticos y más de 10.000 prisioneros de otras nacionalidades.

El 17 de enero de 1945, comenzó la evacuación final de 56.000 prisioneros y se calcula que entre 9.000 y 15.000 personas murieron durante las 'Marchas de la Muerte'.