EFELondres

Tres ministros del ala moderada del Partido Conservador británico han alertado a sus colegas más euroescépticos de que en el Parlamento hay una mayoría suficiente para pedir a Bruselas que se retrase el "brexit" si en los próximos días no se llega a un consenso sobre la salida de la Unión Europea.

Los tres miembros del Gobierno recalcan, en un artículo publicado en el tabloide "Daily Mail", que aún confían en que la primera ministra, Theresa May, logre nuevas concesiones al pacto sellado en noviembre que faciliten su aprobación en la Cámara de los Comunes.

Sin embargo, si eso no ocurre en la próxima semana, advierten de que los diputados tomarán medidas para evitar que el 29 de marzo el Reino Unido rompa sus lazos con el bloque comunitario de manera no negociada, un escenario que según el Banco de Inglaterra desencadenaría una recesión en el país.

El ministro de Justicia, David Gauke, la de Trabajo y Pensiones, Amber Rudd, y el titular de Comunidades y Gobierno local, Greg Clark, interpelaron a sus compañeros de partido más euroescépticos para que desistan de continuar presionando en dirección a una salida abrupta de la UE.

"Es el momento de que muchos de nuestros colegas del Grupo de Investigaciones Europeas (euroescépticos) reconozcan que el Parlamento detendrá un desastroso 'brexit' sin acuerdo", sostienen los tres ministros en su artículo.

La advertencia llega antes de que el próximo miércoles se sometan a votación diversas enmiendas que pueden obligar al Ejecutivo a modificar su hoja de ruta.

May se ha comprometido a convocar esa votación en el Parlamento si para entonces no ha logrado renegociar el acuerdo del "brexit" con Bruselas.

La posición que han adoptado Gauke, Rudd y Clark sugiere que los tres podrían rebelarse contra la disciplina de partido y votar en favor de una enmienda dirigida a obligar al Gobierno a pedir una extensión del plazo de salida de la UE.

La mandataria conservadora ha insistido hasta ahora en que el "brexit" se materializará en la fecha prevista, incluso sin un pacto y sin las garantías legales que demanda a Bruselas para limitar la controvertida cláusula norirlandesa, que evitará una frontera entre las dos Irlandas.

Los conservadores euroescépticos consideran que la amenaza de un "brexit" sin acuerdo, que puede ser perjudicial para ambos lados del canal de la Mancha, es una baza favorable al Reino Unido en las negociaciones con los 27 socios comunitarios restantes.

El diputado "tory" Andrew Bridgen, miembro de esa facción euroescéptica, consideró hoy que los tres ministros favorables a pedir una extensión del plazo que marca el artículo 50 del Tratado de Lisboa deberían dimitir del Ejecutivo.

"Lo que están diciendo es que rechazan la responsabilidad colectiva de estar en el Gobierno. Rechazan la política del Gobierno. Si ese es el caso, deberían hacer aquello más honroso y dimitir inmediatamente", expresó Bridgen en una entrevista con la cadena BBC Radio 4.

El diputado agregó que el artículo de los tres ministros es parte de una campaña para intentar que los euroesépticos terminen por aceptar el acuerdo del "brexit" de May, que fue rechazado por una amplia mayoría en enero.

"Me temo que eso no va a funcionar", indicó Bridge, cuyo grupo de parlamentarios insiste en que votará en contra de cualquier pacto que mantenga la salvaguarda norirlandesa, una cláusula que la UE descarta por su parte retirar del texto.

Al mismo tiempo, los euroescépticos esperan que si se llega a ratificar un acuerdo de salida, May dimita antes del verano para permitir que se convoquen unas primarias en el Partido Conservador.

El líder que saldría de ese proceso, argumentan, sería el encargado de dirigir la nueva fase de negociaciones que se abrirá previsiblemente tras el "brexit" a fin de diseñar la futura relación comercial entre el Reino Unido y los 27 socios restantes de la UE.

Guillermo Ximenis