EFEWashington

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó este lunes con trasladar la Convención Nacional Republicana de Carolina del Norte de agosto a otro estado del país a menos que se "garantice" la asistencia masiva pese a la preocupación por la pandemia del coronavirus.

"Amo al gran estado de Carolina del Norte, tanto que he insistido en celebrar la Convención Nacional Republicana en Charlotte a final de agosto". Desafortunadamente, el gobernador demócrata Roy Coooper todavía está en modo reclusión y es incapaz de asegurar que se nos permitirá una asistencia completa al estadio", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

La convención republicana, el gran evento en el que el partido escoge a su candidato para las elecciones presidenciales de noviembre y que congrega a decenas de miles de asistentes, tiene prevista su celebración en Charlotte del 24 al 27 de agosto.

Trump exigió "una repuesta inmediata del gobernador sobre si se permitirá o no el rellenar el aforo completo".

"Si no, nos veremos forzados de mala gana a encontrar, con todos los empleos y desarrollo económico que ofrece, a otro lugar para la Convención Nacional Republicana", indicó.

Carolina del Norte, considerado uno de los estados claves para obtener la victoria electoral, fue ganado en 2016 por el actual presidente por un estrecho margen frente a su entonces rival, la demócrata Hillary Clinton.

Trump se ha mostrado ansioso por reiniciar la actividad en el país después de semanas de confinamiento y restricciones a la movilidad para tratar de contener la expansión del virus, en contra de los llamados a la prudencia expresados por los profesionales sanitarios.

Los Centros de Control de Enfermedades (CDC) publicaron la semana pasada directrices para el proceso de reapertura en las que levantan algunas de las medidas de reclusión pero desaconsejan la celebración de eventos masivos.

Los demócratas anunciaron hace unas semanas que retrasaban su convención prevista en Milwaukee (Wisconsin) de julio a mediados de agosto ante la expansión del coronavirus, que ha dejado ya casi 100.000 muertos y más de 1,6 millones de contagiados en EEUU.

Asimismo, apuntaron que contemplan como posible escenario la celebración del evento, donde se prevé la nominación formal como candidato del exvicepresidente Joe Biden, en un formato reducido con participación virtual.