EFEAnkara

El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, insistió hoy en que su Ejército lanzará pronto una operación contra las milicias kurdosirias en el norte de Siria, pero dará ese paso en coordinación con la retirada de las tropas estadounidenses de ese país inmerso en un largo conflicto.

"Con la retirada de EEUU, el sueño de las (milicias kurdas) YPG de crear un estado independiente ha acabado", afirmó Çavusoglu en un encuentro con la prensa en Ankara.

El ministro turco se refirió así a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), milicias laicas aliadas de EEUU en la lucha contra los yihadistas en Siria, pero consideradas por Ankara terroristas por sus vínculos con el PKK, la guerrilla kurda activa en Turquía.

Las ganancias territoriales en el norte de Siria de las YPG levantaron recelos en Ankara sobre la posibilidad de que lograran algún tipo de estatus autónomo y que eso tuviera un impacto en las reivindicaciones de los alrededor de 15 millones de turcos de etnia kurda.

Turquía ha enviado refuerzos militares a la frontera con Siria y a zonas del noroeste de ese país controladas por milicias árabes proturcas, especialmente en las cercanías de la ciudad de Manbech, de donde Turquía ha insistido que las YPG deben retirarse.

"Si Turquía dice que va a entrar en Manbech, entrará. Pero estamos coordinando eso con el proceso de retirada de EEUU", aseguró el jefe de la diplomacia turca.

"Continuamos manteniendo contactos diplomáticos (con los Estados Unidos) y hablamos sobre las condiciones de la retirada", agregó.

Manbech es una localidad estratégica controlada por las YPG desde 2016, cuando expulsaron de la misma al grupo terrorista Estado Islámico (EI), con ayuda de EEUU y la coalición internacional antiyihadista.

Un comandante del denominado Ejercito Libre Sirio aseguró a Efe que la ofensiva contra las milicias kurdas, en la que participarán en ayuda de Turquía, comenzará con probabilidad en el mes de enero.

Las relaciones entre Washington y Ankara se habían tensado en los últimos meses debido al apoyo de EEUU a unas milicias kurdas que Turquía considera "terroristas" y a las que había amenazado con aniquilar.

"Quizá hayamos solventado ese problema desde sus raíces con la retirada de EEUU de Siria", aseguró Çavusoglu sobre las relaciones entre Ankara y Washington.

El ministro turco también hizo referencia a la presencia de tropas francesas en el noreste de Siria, en zonas bajo control de las YPG.

"No es ningún secreto que Francia está apoyando a las YPG pero no tenemos información de que hayan enviado tropas adicionales", dijo Çavusoglu.

"Si se quedan para contribuir al futuro de Siria, entonces bien, pero si se quedan para proteger a las YPG, no será beneficioso para nadie", añadió el jefe de la diplomacia turca.