EFEEstambul

La justicia turca empezó hoy un juicio en ausencia contra veinte ciudadanos saudíes, entre ellos un ex alto cargo de los servicios secretos, por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi el 2 de octubre de 2018.

Tres trabajadores del consulado saudí de Estambul, donde supuestamente fue asesinado Khashoggi, testificaron durante la jornada.

También dio su testimonio la prometida del periodista fallecido, Hatice Cengiz, una de las voces más críticas con Arabia Saudí por la desaparición de Khashoggi, un ex columnista del diario estadounidense The Washington Post que había criticado a la monarquía de su país.

ACUSADOS AUSENTES

Una de las particularidades del caso es que se celebra "in absentia"; esto es, sin la presencia de los acusados, pese a que Turquía ha tramitado las correspondientes solicitudes de captura y extradición a través de Interpol.

La Fiscalía pide cadena perpetua para los veinte sospechosos, entre ellos dos ex asesores del príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman (MBS).

Tanto el general Ahmad Asiri, quien en el momento del crimen era subdirector de los servicios secretos saudíes, como Saud al Qahtani, están acusados de "instigar la planificación de un homicidio premeditado con tortura brutal".

Los otros 18 funcionarios saudíes han sido acusados de este mismo delito y se cree que estuvieron presentes en el consulado saudí en Estambul, donde se vio con vida por última vez al periodista de 59 años.

REVELACIONES DEL CASO

Según el escrito de la acusación, los sospechosos actuaron de común acuerdo y con premeditación.

Viajaron desde Riad a Estambul para torturar y matar a Khashoggi, que fue estrangulado. Luego se descuartizó el cadáver para hacerlo desaparecer, según el texto de la Fiscalía turca.

Durante la primera vista del juicio solo uno de los trabajadores del consulado declaró haber visto aquel día a Khashoggi en el vestíbulo del edificio.

La relatora especial de la ONU para Ejecuciones Extrajudiciales, Agnes Callamard, que asistió a la sesión de hoy en Estambul, espera que el juicio revele nuevos detalles del asesinato, según declaró a la prensa tras la vista.

"Hay detalles que no hemos escuchado antes y podrían ser importantes. Ha aparecido información y creo que aún veremos más detalles", dijo la alta funcionaria de Naciones Unidas.

Callamard hizo referencia a una nueva revelación sobre el proceso de limpieza del consulado donde Khashoggi desapareció y donde se da por sentado que se cometió el crimen aunque sigue sin haber rastros de sus restos.

Por su parte, los abogados de la defensa declararon que aún no han podido reunirse con los acusados, por lo que el tribunal anunció que el próximo 24 de noviembre se celebrará la segunda vista.

CRIMEN DE ESTADO

Callamard valoró que a pesar de las "limitaciones del juicio" por la ausencia de los acusados, el proceso turco "envía un mensaje importante a los dictadores del mundo".

"Se trata de un crimen de Estado. Claro que nos concentramos en sospechosos concretos, pero se trata de un crimen de Estado", insistió.

Tras testimoniar ante el juez, la prometida del fallecido, Hatice Cengiz, expresó alivio por haber podido dar su versión de los hechos.

"He explicado con todo detalle todo lo que vi la noche que desapareció Khashoggi en el consulado. Todo. Incluso detalles sobre los pájaros que revoloteaban por la zona, los conductores, el señor que vendía té. Todo", precisó ante los periodistas.

UN DOBLE JUICIO

A finales de 2019, Arabia Saudí anunció que cinco personas consideradas culpables del asesinato de Khashoggi habían sido condenadas a muerte en primera instancia.

Pero entre ellos no figuraba Saud al Qahtani, un asesor de Bin Salman que fue exonerado por la Justicia saudí pese a que la Fiscalía turca lo considera uno de los principales responsables.

Callamard, al igual que Cengiz y las asociaciones de periodistas presentes en la vista, consideraron que el juicio en Turquía es "más legítimo" que el proceso llevado a cabo por la Justicia del reino wahabí.

"Por fin nos movemos en un espacio más formal, un espacio de justicia. El proceso saudí fue de todo menos justo", señaló Callamard, tras criticar, por otro lado, la ausencia de asociaciones internacionales para apoyar el proceso judicial turco.

Lara Villalón