EFENaciones Unidas

El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, reclamó este miércoles ante la Asamblea General de la ONU la "desocupación" por parte de Rusia de Crimea y de la región del Donbás y aseguró que esta "herida en el centro de Europa" puede tener consecuencias para todo el mundo.

"Es inaceptable cuando la soberanía de un estado independiente es violada por uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Muestra al final que los mecanismos de 1945 no funcionan hoy completamente", señaló Zelenski en un mensaje en video.

El líder ucraniano centró la mayor parte de la intervención en el conflicto de su país, reclamando al resto de la comunidad internacional más participación para resolverlo.

"Los casos de Crimea y el Donbás no pueden convertirse en un elemento más del panorama internacional en el que se considera suficiente reacción internacional informes, conferencias y declaraciones protocolarias en los aniversarios de la ocupación", subrayó.

"Al contrario, mientras que la herida en el centro de Europa siga sangrando, el dolor se notará en todo el mundo. Y la única receta para un tratamiento efectivo es la desocupación de Crimea y el Donbás", insistió.

El conflicto entre Kiev y los separatistas prorrusos en el este del país estalló hace seis años tras la anexión de Crimea por Rusia. Desde entonces, en los combates entre el Ejército ucraniano y las milicias del Donbás han fallecido más de 13.000 personas, según las cifras oficiales.

Desde el pasado julio existe un alto el fuego en vigor en esa zona del este de Ucrania, donde los rebeldes autoproclamaron las repúblicas separatistas de Lugansk y Donetsk.

Según dijo Zelenski, la continuidad de ese alto el fuego es muy necesaria para avanzar hacia una verdadera paz, algo que para Kiev requiere la retirada de "formaciones militares ilegales y armamentos de los territorios ocupados, el retorno del control de la frontera y, finalmente, la restauración de la integridad territorial de Ucrania".