EFETúnez

Un total de 51 diputados presentaron hoy en Túnez un recurso de inconstitucionalidad contra las enmiendas a la Ley Electoral aprobadas por el Parlamento la semana pasada y que de ser aceptadas podrían aplazar los comicios legislativos y presidenciales previstos para los meses de octubre y noviembre.

Según informó hoy la prensa local, el recurso fue depositado ante la Instancia Provisional de Control de la Constitucionalidad de Proyectos de Ley (IPCCPL), en ausencia de un Tribunal Constitucional pendiente de creación desde 2015, cuya independencia judicial ha sido cuestionada en varias ocasiones.

Esta institución dispondrá ahora de nueve días para tomar una decisión que la sociedad civil teme que tendrá naturaleza política y no jurídica.

Las controvertidas enmiendas a la ley electoral, que entre otras disposiciones impiden concurrir a uno de los candidatos presidenciales con mejor valoración en las encuestas, fueron aprobadas el pasado 19 de junio por 128 votos a favor y 30 en contra en un Parlamento integrado por un total de 217 diputados.

A favor votaron los representantes del partido gubernamental "Nidaa Tunis", sus socios y fuerza mayoritaria en la Cámara, los islamistas moderados de Ennahda y el bloque Alianza Nacional, de la que forma parte Tahya Tounes, la nueva plataforma del primer ministro, Youssef Chahed.

Numerosos diputados denunciaron a lo largo del proceso la falta de debate y la ausencia de los textos definitivos hasta el último momento, acusando al Ejecutivo de "imponer por la fuerza" su voluntad.

Entre los detractores, destacaron los partidos de izquierda y del frente nacionalista, que consideran algunos puntos, como la reforma del umbral electoral, como un "ataque" contra la diversidad política en beneficio de los grandes partidos

La norma favorece, además, la reincorporación de los antiguos miembros del RCD, el disuelto partido del dictador Zinedin el Abedin Ben Alí, derrocado en 2011, que podrán acceder a la dirección de los colegios electorales.

La reforma permite apartar a aquellos candidatos o listas que hayan ejercido en el año previo a la votación una actividad ahora considerada prohibida, como recibir financiación o donaciones del extranjero, promover obras caritativas o hacer publicidad política, y a aquellos que se considera que defienden un discurso "contrario al régimen democrático y la Constitución".

De aplicarse estos cambios, quedarán excluidos de la carrera presidencial varios aspirantes que lideran el último barómetro político de Sigma Conseil, principal órgano de sondeos del país, sobre la intención de voto en los comicios legislativos y presidenciales

Para la ONG "Al Bawsala", especializada en la vigilancia de la gestión de los asuntos de Estado, esta iniciativa "pone en duda la credibilidad de las próximas elecciones y crea un precedente peligroso en el que la mayoría parlamentaria podrá cambiar la Ley Electoral a su conveniencia y servirá para apartar a sus adversarios haciéndoles la competencia desleal"

Por su parte, la Instancia Superior Independientes de las Elecciones (ISIE), institución encargada de supervisar y velar por la consulta, calificó la iniciativa de "insensata" y declaró que aceptará las modificaciones ratificadas por el Parlamento pero "no aceptará ninguna injerencia en su trabajo".