EFELa Haya

Países Bajos es “un paraíso fiscal”, para Laurens Dassen, líder de la facción neerlandesa del partido proeuropeo Volt, al que las encuestas auguran grandes éxitos en los comicios del 17 de marzo y quien asegura a Efe que los “neerlandeses se avergonzaron de cómo se portó el Gobierno neerlandés” con España e Italia en el debate de las ayudas europeas para afrontar la pandemia.

“Para que Europa funcione para todos, hay que cambiar cosas, por ejemplo, el derecho a veto de los 27, que impide que actuemos de una forma efectiva, como es el caso de Chipre, que teniendo el 0,2 % de la población (europea) ha sido capaz de frenar las sanciones contra Bielorrusia”, lamenta, en una entrevista con Efe.

Considera que la Unión Europea debe ser “más democrática, asegurando también que el Parlamento Europeo tenga derecho a presentar proyectos de ley y pueda actuar en nombre de los ciudadanos que lo eligieron”, y subraya que “el futuro está dentro de la UE, pero construyendo una democracia parlamentaria europea”.

Volt se fundó en 2017 a raíz del brexit, y tiene partidos en cada uno de los países de la UE porque busca ser “un verdadero partido europeo activo en todos los Estados miembros”, a nivel local, nacional y europeo. Participó en las elecciones europeas de 2019, en las que logró un 2 % de los votos en Países Bajos, lo que le permitió colocar un eurodiputado en Bruselas.

“Queremos ir a por una mayoría cualificada en la UE y hacer reformas fiscales a nivel europeo para garantizar que tecnológicas como Facebook, Amazon y Google paguen la parte justa, retenida ahora por Luxemburgo, Irlanda y Países Bajos. Queremos cambiar eso”, alertó.

¿Es Países Bajos un paraíso fiscal?. “Desgraciadamente sí, hay muchas empresas que usan Países Bajos para evadir impuestos, las compañías buzón, y debemos cambiar eso con un impuesto corporativo mínimo en la UE para asegurarnos de que las multinacionales y las tecnológicas paguen una parte justa, y usar ese dinero para invertirlo en una Europa social, democrática y sostenible”, explica.

Sobre la posición el año pasado de los países "frugales", liderados por La Haya, que dificultaron las negociaciones del presupuesto comunitario y el fondo europeo de reconstrucción, Dassen cree que “muchas veces es un debate unilateral en Países Bajos, con la idea general de que el gobierno dice que tenemos que transferir más dinero” al sur de la UE, y ya está.

“Nos olvidamos de que estamos todos en la eurozona. El euro para Países Bajos es relativamente barato. Ganamos mucho dinero porque estamos con los países del sur en la eurozona, lo que se deja muchas veces fuera del debate: el euro no es tan ventajoso para los países del sur y tenemos que reformarlo para garantizar que funcione para todos”, subraya.

Sobre el pánico en el que entró la UE a principios de la pandemia, con “medicamentos bloqueados detrás de fronteras cerradas o las batallas por las mascarillas”, insta a “una reflexión” en todos los países.

“La respuesta de Países Bajos hacia Italia fue una vergüenza. Fue una reacción lamentable por parte del Gobierno neerlandés hacia los italianos. Teníamos que haber sido capaces de ayudarlos mejor y ofrecer una mayor solidaridad dentro del proyecto europeo. Muchos neerlandeses se sintieron avergonzados”, dice.

Dassen lidera uno de los 37 partidos políticos que concurren a las elecciones legislativas en Países Bajos que se celebran el miércoles -con dos jornadas anticipadas hoy y mañana-, de las que saldrá la composición del Parlamento y el Gobierno de los próximos cuatro años, y Volt es de los pocos grupos nuevos que logró hacerse hueco en las encuestas, con hasta 4 escaños de los 150 que tiene el Congreso.

Entre sus medidas climáticas, pide “investigar” y no descartar el posible uso de la energía nuclear, y apuesta por una “red energética en la UE que esté mejor conectada, para que, si España tiene mucha energía solar, Países Bajos también pueda hacer uso de ella, trabajando juntos de una manera más inteligente”.

Sobre la política migratoria, Dassen tiene una conclusión clara: “Es una gran desgracia que tengamos campos de refugiados como el de Moria (Grecia). Las tiendas están volando, la tierra está mojada, la ropa empapada, y a los niños los muerden las ratas. Me da vergüenza que como UE no seamos capaces de resolver esto”.

Lo que hace “únicos” a los de Volt, dice, es que “no miran a los retos del día de hoy desde una perspectiva nacional, sino europea” y atraen a jóvenes: un tercio de la lista del partido son políticos menores de 25 años.

Imane Rachidi