EFEBruselas

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, recalcó este miércoles al Reino Unido que no puede "unilateralmente" cambiar o incumplir el acuerdo del Brexit, y recordó las palabras de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher de que su país "no rompe tratados".

"Este acuerdo ha sido ratificado por esta Cámara y la Cámara de los Comunes. No puede ser cambiado, ignorado o no aplicado unilateralmente. Es una cuestión de ley, confianza y buena voluntad", declaró Von der Leyen ante el pleno del Parlamento Europeo, durante su discurso sobre el estado de la Unión.

Recordó que no lo dice ella solo, sino que Thatcher ya pronunció unas palabras similares, para lo que citó a la ex primera ministra (1979-1990): "Gran Bretaña no rompe tratados. Sería malo para Gran Bretaña, malo para sus relaciones con el resto del mundo y malo para cualquier futuro tratado comercial".

"Era verdad entonces y es verdad hoy. La confianza es la base de una asociación fuerte", añadió la presidenta de la CE.

Thatcher pronunció esas palabras antes de llegar a Downing Street en abril de 1975, en la presentación de la campaña del partido Conservador para mantener precisamente al Reino Unido dentro de la Unión Europea (UE).

Actualmente, el Gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, trabaja en un proyecto de ley que pretende revertir sus compromisos del acuerdo del Brexit respecto a la frontera irlandesa.

Von der Leyen indicó que el acuerdo de retirada del Reino Unido tardó tres años en ser negociado, "línea por línea, palabra por palabra", y que el resultado garantiza los derechos de los ciudadanos, los intereses financieros y la integridad del mercado único europeo, además de ser "crucial" para el acuerdo del Viernes Santo, firmado en 1998 para terminar el conflicto en Irlanda del Norte.

"La UE y el Reino Unido acordamos de forma conjunta que era la mejor y única manera de garantizar la paz en la isla de Irlanda. Y nunca retrocederemos en eso", recalcó.

La presidenta de la CE consideró que, por "el bien común", es necesario un "nuevo comienzo con viejos amigos", tanto al otro lado del Atlántico como del canal de la Mancha.

Recordó que, pese al Brexit, la UE ha mostrado un afecto al pueblo británico que "nunca se extinguirá", y consideró que aunque las negociaciones sobre la relación futura están resultando difíciles los europeos tienen confianza en su negociador jefe, el francés Michel Barnier.

"Las conversaciones no han progresado como nos hubiera gustado", recalcó la política alemana, que precisó que "esto nos deja poco tiempo" para cerrar con Londres un pacto a tiempo antes de que concluya a finales de año el periodo de transición tras la salida del Reino Unido de la Unión.