EFEMoscú

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, aseguró hoy que el Ejército ucraniano es capaz de abortar "cualquier plan invasor del enemigo", en alusión a la concentración de tropas rusas en la frontera.

"Durante su más reciente historia el ejército ucraniano ha atravesado un difícil camino hacia la formación de una estructura militar preparada, altamente organizada, segura de sus propias fuerzas y capaz de abortar cualquier plan invasor del enemigo", dijo Zelenski, según informó la Presidencia ucraniana.

Zelenski hizo esta declaración con ocasión del 30 aniversario de la creación de las Fuerzas Armadas de Ucrania tras su independencia de la Unión Soviética.

También rindió tributo a los soldados que han defendido en los últimos años la integridad territorial del país, escenario desde 2014 de un conflicto con las milicias prorrusas en el Donbás, que ha dejado más de 14.000 muertos.

"Estoy seguro de que las Fuerzas Armadas de Ucrania seguirán defendiendo de manera fiable la libertad e independencia de nuestro Estado", afirmó.

El líder de Kiev condecorará a varios militares ucranianos durante un viaje de trabajo a la región de Donetsk, la mitad de cuyo territorio está controlado por el Ejército, y también a Járkov.

Ucrania ha acusado a Rusia de concentrar entre 90.000 y 100.000 soldados en la frontera con el fin de atacar su territorio durante el invierno.

Según informó el diario "The Washington Post", los servicios de inteligencia de EEUU consideran que Rusia se propondría incrementar su presencia militar en la frontera con el país vecino hasta los 175.000 efectivos.

Mientras, Moscú ha acusado a Kiev de emplazar a 125.000 efectivos en el Donbás, es decir, la mitad de las Fuerzas Armadas ucranianas.

La tensión en Ucrania será abordada mañana, martes, en la cumbre virtual que mantendrán los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y EEUU, Joe Biden, según informaron el sábado el Kremlin y la Casa Blanca.

La conversación virtual tendrá lugar después de que Putin propusiera esta semana a la OTAN firmar un pacto de seguridad para evitar el ingreso en la Alianza Atlántica de Ucrania y Georgia.