Las pensiones de jubilación se han revalorizado cuatro veces más que los salarios en la última década, ya que las primeras se han incrementado un 40 % mientras que los segundos lo han hecho un 12 %. Por María Vicente