EFESegovia/Palma

Dos hombres han ingresado en prisión, uno en Segovia y otro en Palma, después de que se saltaran el confinamiento varias veces, fueran detenidos por la Policía Nacional, y el juez decidiera su ingreso en prisión.

Según ha informado este viernes la Subdelegación del Gobierno en Segovia en una nota, agentes de la Policía Nacional interceptaron ayer a un vecino de esta localidad que se encontraba próximo a un establecimiento de alimentación y portaba una bolsa con piezas de fruta.

Tras pedirle la documentación, los agentes se percataron de que su domicilio se encontraba a dos kilómetros de distancia de la tienda y, una vez cruzaron los datos con la Comisaría, conocieron que este vecino ya había sido denunciado varias veces por hechos similares, la última ocasión en el día anterior.

Los agentes entendieron que se trataba de una reiteración en un corto espacio de tiempo del incumplimiento del mandato de confinamiento general, contenido en el decreto 462/2020, de 14 de marzo.

Tras ser arrestado por un delito de desobediencia grave, el infractor pasó a disposición judicial y un juez ha determinado su ingreso en prisión.

Por otra parte, en Palma de Mallorca un juez de guardia ha ordenado el ingreso en prisión provisional de un hombre detenido cuatro veces en nueve días por la Policía Nacional en esa localidad por desobediencia a la autoridad por incumplir la orden de confinamiento contra la pandemia de coronavirus.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, esta persona ya había sido puesta a disposición judicial el pasado viernes. Además, la Delegación del Gobierno en las Islas Baleares ha indicado que la última de las cuatro detenciones se produjo este miércoles poco antes del mediodía en el Paseo Marítimo de Palma, cuando el hombre no atendió a las reiteradas indicaciones de los agentes para que se marchara a su domicilio.