EFEMurcia

El secretario de organización del PSOE, Jose Luis Ábalos, ha censurado este sábado a la "ultraderecha" por tratar de controlar la educación pública a través de un "veto parental", el término que a su juicio mejor define la iniciativa del 'pin parental' promovido por Vox en Murcia.

El también titular de la cartera de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno ha centrado su intervención en el comité regional del PSOE de la Región de Murcia en la crítica a este veto educativo en una región que ha calificado de "laboratorio de la ultraderecha".

Después de que ayer el Ejecutivo de Pedro Sánchez advirtiera de que actuaría por vía administrativa o judicial contra cualquier medida que vulnere los derechos de los menores, Ábalos ha abundado en sus crítica a esta iniciativa.

Para el ministro, además de ir contra la convención de los derechos de la infancia y la autonomía académica y docente, atenta contra la convivencia y la igualdad, por lo que ha tachado de "hipocresía intolerable" que sus defensores hablen de "libertad" para defenderlo frente a quienes han luchado por ella y han sufrido "la formación del espíritu nacional".

Ábalos ha comentado que sus hijos van a un colegio concertado pero a él no se le ocurre decirle "lo que tienen que hacer" a sus profesores. Y ha apostillado: "No hace falta que mis hijos sean socialistas, me basta que sean libres".

Los progenitores no tienen derechos sobre lo que va a ser de la vida de sus hijos "ni lo que tienen que pensar", ha proseguido Ábalos, al tiempo que ha criticado que la derecha lleve el conflicto a las escuelas, desacreditando a los maestros y restándoles autoridad y prestigio.

El ministro ha acusado a la derecha de haber tratado siempre de controlar la educación y ha advertido de que lo siguiente será la "insumisión fiscal", o lo que irónicamente calificó como "objeción de conciencia para no pagar impuestos", en alusión a la cumbre de dirigentes autonómicos del PP responsables de Hacienda con el objetivo de "plantarse a nivel fiscal".

"No vamos a consentir que este país vuelva hacia atrás con esas imágenes que tenemos en la memoria en blanco y negro", ha recalcado Ábalos, quién además ha alertado de la intención de la derecha de "socavar" pilares básicos de la convivencia.

También ha tenido duras palabras el secretario de Organización del PSOE hacia Ciudadanos, formación a la que ha acusado de un "aventurerismo irresponsable" por haber favorecido gobiernos como el murciano y de la que ha bromeado por ser "menos de un partido": "Es un cuarto de un partido de derecha porque, ¿para lo que les queda?".

Sobre inversiones, Ábalos ha recordado que en los 19 meses que lleva en el gobierno, nueve de ellos en funciones, el ejecutivo ha licitado por 1.200 millones de euros en Murcia, lo que según sus datos convierte a esa autonomía en la segunda española con mayor inversión per cápita. "Basta de victimismo y agravios", ha echado en cara Ábalos al ejecutivo autonómico murciano.

En materia de agua, el titular de la cartera de infraestructuras ha defendido que esta nunca ha faltado gobernando el PSOE "y no va a faltar", mientras que sobre el mar Menor ha acusado a los dirigentes del PP de practicar el "negacionismo" por haber afirmado que estaba "estupendamente" antes del colapso.

En su intervención, el secretario regional del PSOE, Diego Conesa, ha lamentado la condición de Murcia como "conejillo de indias de las políticas de la extrema derecha".

"Tendremos tiempos difíciles con una derecha que muerde", ha augurado Conesa, a lo que Ábalos ha contestado que les toca hacer frente a un gobierno "de ultraderecha" pero en una "batalla" en la que "no estarán solos".