EFEGranada

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha confiado en que su partido gane las próximas elecciones andaluzas y que en esta comunidad comience el cambio de rumbo político para expulsar a Pedro Sánchez del Gobierno y "limpiar en quince minutos la porquería de la legislación de la izquierda".

En un acto público celebrado en Granada junto a la candidata de Vox a presidir la Junta de Andalucía, Macarena Olona, Abascal ha pronosticado que las elecciones andaluzas del 19J marcarán el inicio del cambio nacional, un cambio liderado por su formación.

"Queremos un cambio real porque queremos borrar de un plumazo la legislación de la izquierda. Con la mayoría que España necesita, todo eso será solo una pesadilla lejana; nos va a durar 15 minutos la porquería de Podemos y del PSOE, de Zapatero a Sánchez", ha avanzado el líder nacional de Vox.

"Qué susto se van a pegar algunos el 19J", ha resumido Abascal, que ha presumido de apoyo social frente a los insultos de los adversarios políticos y el empeño de mentir sobre las ideas de Vox y sus representantes.

El líder de Vox ha interpretado que el presidente de la Junta y candidato a la reelección por el PP, Juanma Moreno, ha empezado "muy mal" al decir que se plantea repetir la convocatoria.

"Ha convocado elecciones y antes de que se celebren ha dicho que si no votáis bien, convoca otras. Igual ya no puede porque no le corresponda decidir", le ha advertido Abascal.

"Se le está poniendo cara de vicepresidente, no sabemos si del PSOE o de Macarena Olona, eso lo tendrá que decidir el PP", ha añadido sobre Moreno antes de pedirle que decida dónde y con quién estar.

Ha analizado las tres líneas rojas que le ha adelantado el PP y que pasan por el "feminismo extremista", con un cambio climático que ha tachado de suicidio económico, y con el respeto a las leyes.

"Seguro que el PP tiene más líneas rojas", ha considerado el presidente de Vox, que ha reprochado a Moreno una lista de incumplimientos en Andalucía como el cambio de la Ley de Memoria Histórica.

También ha advertido al PP de que su formación sale a ganar y ha considerado que no será fácil, pero sí posible, una confianza que "abonan estas plazas llenas".

"No vamos a votar con la izquierda y el PSOE. Si no ganamos y nuestros votos son necesarios, no vamos a permitir chantajes ni se van a entregar gratis para frustrar otra vez el cambio por miedos y cobardías del PP", ha avisado Abascal antes de asegurar que Vox no busca cargos, sino un cambio de la política en Andalucía como forma de cambiar España.

"Aquí empieza el rumbo para echar a Sánchez", ha proseguido Abascal, y ha subrayado que su partido pretende "borrar de un plumazo la legislación de la izquierda".

En clave nacional, ha criticado también el "lío monumental" de un PP en el que su coordinador general y consejero andaluz de la Presidencia, Elías Bendodo, habla de una España plurinacional y tiene que ser "corregido" por su presidente, Alberto Núñez Feijóo.

"Andalucía merece mucho más, ser considerada, que se pague y respete su lealtad a España. Siempre ha sido castigada mientras el separatismo era premiado por PP y PSOE", ha añadido en la misma línea.

Abascal ha estado acompañado de la candidata de Vox a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Macarena Olona, que ha aprovechado el acto para anunciar el final de la causa iniciada por Andaluces Levantaos por su empadronamiento en Salobreña (Granada).

"Estoy en casa y soy vuestra", ha destacado Olona, quien después de ser vitoreada ha dicho que su partido está volcado en ganar la Presidencia de Andalucía.

"Y no hay encuesta capaz de esconder el cambio extraordinario que estáis impulsando en la calle porque algo extraordinario está pasando", ha recalcado, tras lo que ha asegurado que "el cambio real es imparable".

"Han intentando enfangarnos para no hablar de programa con el bulo de mi empadronamiento", ha añadido Olona, que ha dicho que ella es de Madrid, de Alicante, del País Vasco, de Salobreña y de España.

La candidata de Vox por Granada ha recordado que el cambio pudo llegar en las anteriores elecciones pero se frustró con un acuerdo entre el PP y Cs, a los que ha reprochado no haber "dado un meneo" a Andalucía.

"No queremos ni las subvenciones del PSOE ni las migajas del candidato del PP. Si Vox llega a San Telmo abriremos puertas y ventanas para todos, no en beneficio particular. Y no hablo de Ciudadanos porque no quiero perder el tiempo", ha sentenciado.